A.Latina vive boom de creatividad, materia prima de siglo XXI, dicen expertos

La industria cultural y creativa, llamada también economía naranja, experimenta un auge en Latinoamérica producto del creciente aumento en las habilidades y talento humano, expresaron expertos durante un foro regional en la ciudad de Panamá.

"Escasez de creatividad en América Latina no hay. No es afectada por la devaluación, y ese es un factor que hace que cada día crezca más", dijo a Efe la especialista principal del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y líder de equipo de industrias culturales, Helga Flores.

"Creemos que la creatividad es la materia prima del siglo XXI, vemos que será necesario sacarle provecho al talento, cultura y patrimonio para transformarlo en bienes y servicios", comentó.

La representante, que participó de la primera edición de "Vitamina C: Foro Regional de Industrias Creativas y Culturales en Panamá", explicó que esta evolución de la economía va a acompañada de otros elementos que están transforman la industria mundial, como la revolución cibernética.

Flores, explicó que el BID estudia cómo será ocupado ese mercado por los 107 millones de jóvenes de entre 15 y 24 años que tiene la región, de los que cada año se insertan unos 80.000 al sector laboral.

Indicó que aún hay dificultad para entender la industria, porque además de tener valores económicos, tiene un valor simbólico intangible, que es difícil de medir.

La portavoz citó que la entidad cuenta con el estudio "Economía Naranja: Una Oportunidad Infinita" de 2013, que revela que las industrias culturales y creativas (ICC) en el hemisferio occidental generaron unos 175.000 millones de dólares al año y emplearon a 11 millones de personas, pese a que todavía es desconocido el concepto y la mayoría de los países no tienen indicadores definidos para medirlo.

Durante la reunión, el vicepresidente de comunicaciones de la fundación Ciudad del Saber (CDS), Walo Araújo, declaró a Efe que los Estados deben realizar políticas pública para desarrollar esta industria, que siempre ha repercutido en la creación de riquezas y empleo.

"Algunos países como Colombia y Costa Rica tienen iniciativas como la Cuenta Satélite de la Cultura, metodología que permite a sus contralorías medir operaciones estadísticas sobre la información económica creativa y cultural, que puede estar escondida en otros sectores", afirmó el directivo.

En la cita, el director de investigación y análisis económicos de la empresa de análisis financiero Indesa, Alex Diamond, expuso datos de Panamá y su ICC, basados en el Censo Económico Nacional de 2011.

"El valor de la producción nacional del ICC en Panamá fue de un 2,9 % del PIB, que representó unos 800 millones de dólares, se reflejó que hay 545 empresas, un 6 % del número total de empresas afiliadas, que generaron alrededor de 58.000 empleos", agregó el analista.

Publicidad, cine, artes escénicas, espectáculos y patrimonio cultural son los sectores de la ICC que tienen más auge en Panamá.

En el evento, organizado por el BID, la Fundación Ciudad del Saber y el Festival Internacional de Cine de Panamá, participaron especialistas provenientes de Chile, Perú, Uruguay, Guatemala, Panamá y El Salvador.

La economía naranja es el nombre dado a la producción de bienes y servicios basados en el talento de la gente y la riqueza de su patrimonio cultural, cuyo valor puede ser protegido por derechos de propiedad intelectual.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes


Tu emisora... Parte de tu vida