Abogado explica que "no llamarle matrimonio igualitario sería perpetuar la estigmatización"

El abogado internacionalista y defensor de Derechos Humanos, Iván Chanis explicó este jueves el porqué es planteado el matrimonio civil igualitario y no la unión civil.

Esto, en el contexto del debate surgido por la opinión consultiva emitida por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) a favor del matrimonio igualitario partiendo de la base de reconocer los derechos humanos de las personas LGBTI (Lesbianas, Gais, Bisexuales, Transgénero e Intersexuales) con equidad y no discriminación.

“Categóricamente es matrimonio y no unión”, dijo Chanis comentando que no quiere que se piense que es un capricho de un grupo de personas, sino más bien es un legítimo derecho, puesto que llamarlo de manera diferente "es perpetuar la estigmatización".

“Llamar de manera diferente a las parejas heteroxesuales de las homosexuales, denotaría pensar que son menos y no tienen los mismos derechos”, expresó el jurista.

Detalló que se plantea el matrimonio civil “que no tiene nada que ver con lo religioso”, en  busca de tener protecciones que reciben los matrimonios, como los derechos patrimoniales con énfasis a testar (hacer testamentos), herencia hacia su cónyuge, derechos a presentar impuestos de manera conjunta y decidir sobre la salud de su pareja, cuyo poder simbólico es enorme para validar el amor de la pareja ante los ojos de la sociedad y la ley.

Al ser abordado sobre la adopción de niños que genera fuertes posiciones encontradas entre sectores más conservadores y religiosos del país, Chanis argumentó que es un tema inherente al matrimonio.

Indicó que la ley de adopción en Panamá es super restrictiva ni siquiera las parejas heterosexuales tienen acceso fácil a poder adoptar, “hay más niños en desprotección que en protección” .

Reiteró que "el tema de matrimonio igualitario es un tema de justicia y de respeto, es una legítima solicitud de una población que ha sido históricamente discriminada". La CorteIDH emitió el pasado 9 de enero una opinión sobre los derechos de la comunidad LGBTI, en la que determinaron que los Estados deben "reconocer y garantizar todos los derechos que se deriven de un vínculo familiar entre personas del mismo sexo".

“En Panamá se viola los derechos humanos no hay ninguna ley que proteja a los derechos de la comunidad LGBTI… debe ser un tema de discusión, pero no se debe politizar”, manifestó.

Sobre si Panamá no reconoce la opinión consultiva puesto que la constitución panameña establece no discriminación, entonces “estaría en rebeldía de la CorteIDH y la Comisión de una vez podría admitir un caso y llevaría al país a exponerse ante el concurso de las naciones”.

La vicepresidenta y canciller panameña, Isabel De Saint Malo, dijo que la opinión consultiva a favor del matrimonio homosexual puede ayudar al Gobierno a "avanzar en la agenda de equidad".

Actualmente, el matrimonio homosexual es legal en una veintena de países, entre los que se encuentran siete americanos: Argentina, Brasil, Canadá, Colombia, Estados Unidos, México y Uruguay.





Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes


Tu emisora... Parte de tu vida