Abogados de Martinelli piden a CIDH protección por "persecución" de Varela

Tres de los abogados del expresidente panameño Ricardo Martinelli pidieron hoy a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que intervenga para detener la "persecución política" por parte del actual Gobierno de Panamá de la que dicen ser víctimas.

El presidente panameño, Juan Carlos Varela, "a través de diversas agencias gubernamentales ha emprendido una persecución política y sistemática en contra de los abogados de Ricardo Martinelli (...) con el fin de amedrentar y perseguir a quienes hemos asumido la defensa plena" del exmandatario, alegaron los letrados en un documento al que tuvo acceso Efe.

Los hechos denunciados por Sidney Sittón, Alma Cortés y Luis Eduardo Camacho González "no solo se circunscriben a la apertura de diversos procesos administrativos" en la Contraloría General de la República, el Tribunal Electoral o la Dirección General de Ingresos del Ministerio de Economía y Finanzas.

Los letrados también denunciaron "allanamientos, ataques mediáticos en diversos medios de comunicación afectos al Gobierno y amenazas a la integridad física y psíquica", según describieron en el peticionario.

Los abogados aspiran a que la CIDH admita su petición y establezca que el Estado de Panamá les ha violado sus derechos a la vida, a la integridad personal, de igualdad ante la ley, a la protección judicial y al trabajo, además de la falta de adecuación del derecho interno panameño.

Por todo ello, piden a la CIDH que le recomiende al Estado panameño una petición pública de perdón, medidas provisionales para evitar daños irreparables "a las víctimas", el cese de la supuesta persecución, una reparación económica y reformar la legislación.

De lo contrario, solicitan elevar el caso al conocimiento de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH).

En contra de Martinelli, que gobernó el país en el periodo 2004-2009, hay seis causas por corrupción abiertas en la Corte Suprema de Justicia de Panamá, la única que puede investigarlo y juzgarlo, por su condición de diputado del Parlamento Centroamericano (Parlacen).

El exmandatario, que abandonó el país a finales de enero, el mismo día en que se admitió la primera causa penal en su contra, se encuentra residiendo en Miami (Estados Unidos) y, desde allí, ha alimentado la teoría de un hostigamiento político por parte de Varela, quien fue su aliado político, su canciller y su vicepresidente.

Desde que Varela asumió el poder en julio de 2014, su equipo ha presentado al menos 200 denuncias por corrupción contra exfuncionarios del gobierno anterior.

La exministra de Trabajo Cortés y el exviceministro de Comercio e Industrias Camacho González, hijo del portavoz de Martinelli del mismo nombre, son investigados cada uno por denuncias de corrupción.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes


Tu emisora... Parte de tu vida