Beteta lamenta que la homofobia no sea un delito penal en Panamá

El activista panameño Ricardo Beteta lamentó hoy que la homofobia no esté considerada un delito penal en Panamá y que a la comunidad LGBT (lésbica, gay, bisexual y transexual) no se le reconozca como sujetos de derecho en las leyes.

"Sufrimos discriminación social, laboral e institucional, e incluso algunos crímenes de odio, pero como nosotros somos invisibles ante la ley es muy difícil evidenciarla y denunciarla", indicó a Efe el presidente de la Asociación de Hombres y Mujeres Nuevos de Panamá (AHMNP), con motivo del Día Internacional contra la Homofobia.

La invisibilidad legal que enfrenta la comunidad LGBT, añadió Beteta, es por tanto una de las mayores expresiones homofóbicas que existen actualmente en Panamá.

" Los pocos actos homófobos que se castigan se hacen porque han atentado contra la moral y las buenas costumbres, no porque la homofobia exista como tal en las leyes", apuntó el activista.

La Constitución de Panamá, que data de 1972, establece que "no habrá fueros o privilegios personales ni discriminación por razón de raza, nacimiento, clase social, sexo, religión o ideas políticas", pero no contempla la identidad ni la orientación sexual.

Beteta dijo, sin embargo, que la situación podría cambiar en un periodo de tiempo relativamente corto, ya que se empiezan a escuchar cada vez más voces a favor de los derechos de la comunidad LGBT, como la del procurador de la Administración Pública, Rigoberto González.

González envió el pasado fin de semana un escrito favorable al matrimonio homosexual a la Corte Suprema de Justicia de Panamá, que tiene que decidir sobre dos recursos de inconstitucionalidad que podrían dar luz verde a las uniones del mismo sexo en el país.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes


Tu emisora... Parte de tu vida