Admiten crímenes de era militar pero hay heridas abiertas

PANAMA (AFP). Panamá reconoció públicamente las violaciones de derechos humanos cometidas por el régimen militar (1968-1989), al acatar un fallo de la Corte Interamericana, pero las heridas siguen abiertas y familiares de las víctimas quedaron insatisfechas con las explicaciones oficiales.

El gobierno realizó un acto público el viernes para reconocer el daño causado por el régimen instaurado por el general Omar Torrijos, padre del actual mandatario Martín Torrijos, a la familia del activista de izquierda Heliodoro Portugal, asesinado en 1970.

El reconocimiento oficial generó nuevas polémicas y no calmó a la familia de Portugal, lo que llevó al presidente Torrijos a expresar que los panameños deben reconocer "los errores del pasado", perdonar y reconciliarse.

El acto formó parte de las exigencias de un fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, con sede en San José, que condenó al Estado panameño por la desaparición de Portugal y le ordenó el pago de una reparación económica de 190,000 dólares y atención médica para la familia.

Pero la hija del político asesinado, Patricia Portugal, consideró insuficiente el reconocimiento, debido a que en el discurso el ministro de Gobierno y Justicia, Dilio Arcia, no empleó la palabra "perdón".

"En todo este discurso no escuché decir: pedimos perdón por todos los crímenes de la dictadura", dijo Patricia Portugal. El presidente Torrijos intervino al día siguiente para insistir en que no tiene inconvenientes en pedir perdón por "los errores del pasado".

"Ojalá todo se haga, más que por la sentencia de la Corte Interamericana, producto del convencimiento de que el país reconoce los errores del pasado, se reconcilia, se perdona y mira hacia adelante", sostuvo Torrijos.

El régimen militar auspició la creación del Partido Revolucionario Democrático (PRD, socialdemócrata), que llevó al poder a Martín Torrijos en las elecciones de 2004, y algunos sostienen que la agrupación quiere echarle tierra a las violaciones de los derechos humanos cometidas por la dictadura.

"Hay sectores (del PRD) que no quieren perdón ni que haya nada", dijo a la AFP el académico y jurista Miguel Antonio Bernal.

Para Bernal, si bien un sector del PRD "considera y entiende la necesidad de pedir perdón", hay otro sector -que incluye al mandatario- que no tiene "ni la menor voluntad" de hacerlo y pretende "seguir echándole tierra" al asunto.

Por su parte, la procuradora de Panamá, Ana Matilde Gómez, dijo a la AFP que la eventual apertura de procesos por violaciones de los derechos humanos, como los de Chile y Argentina contra militares retirados, "consolidan la democracia".

Aseguró que Panamá está preparada para "restaurar la memoria histórica del país y saber qué pasó con muchos panameños que desaparecieron durante ese período". Portugal, de 36 años, desapareció en 1970 tras ser detenido por la Guardia Nacional y sus restos no fueron encontrados hasta tres décadas después en un cuartel.

Según la Comisión de la Verdad establecida en 2001, durante el régimen militar que partió con el general Torrijos y continuó con el general Manuel Antonio Noriega hasta la invasión estadounidense de 1989, al menos 207 personas fueron asesinadas o desaparecidas.

"Aunque de menor manera que hace 20 años Panamá es un país que sigue estando polarizado", dijo a la AFP el sociólogo Raúl Leis.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Reportero Ciudadano: Envía las fotos y videos AQUÍ

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes