Afectados por las lluvias superan los 9,000

PANAMA (AP). Nuevas inundaciones en la provincia de Darién debido al desbordamiento de ríos elevaron a más de 9,000 el número de afectados por las lluvias en el este y la región caribeña del país, informaron el domingo las autoridades.

Las inundaciones en Darién, fronteriza con Colombia, ocurrieron el fin de semana cuando el río Chucunaque se salió de su cauce y anegó varias comunidades aledañas, entre ellas poblados de la comarca indígena Emberá-Wounaan y el pueblo de Yaviza, un punto importante donde culmina la carretera Panamericana.

Las autoridades dijeron que la cifra de afectados en Darién supera los 4,300, lo cual se suma a los reportes anteriores que daban cuenta de unas 4.771 personas afectadas principalmente en Chepo, a unos 80 kilómetros de la capital, y en la provincia caribeña de Colón, donde deslizamientos de tierras dañaron decenas de viviendas.

"En total afectados por las lluvias ya tenemos 9.096 personas entre los de Colón, Chepo, Darién y la comarca Emberá", dijo el domingo a periodistas el director del Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc), Arturo Alvarado.

La selvática provincia de Darién está habitada principalmente por indígenas y campesinos que se dedican a la pesca y a cultivar arroz, frijoles y plátano, entre otros productos. La provincia se comunica vía terrestre con la capital a través de la carretera Panamericana, pero reportes de prensa señalan que varios tramos hacia Darién se han derrumbado y otros están anegados.

Las autoridades informaron que elementos de seguridad, de la defensa civil y de la Cruz Roja están en áreas de Darién brindando asistencia a los afectados.

Las persistentes lluvias que han caído desde hace una semana también han dejado más de mil viviendas dañadas.

Alvarado dijo que aún se mantiene el alerta roja en la localidad de Chepo luego que el embalse en el río Bayano se desbordó el miércoles y hubo que liberar agua a través de las compuertas, lo cual obligó a evacuar a miles de personas, mientras el agua arrasaba cultivos.

"La alerta roja se mantiene hasta que veamos que las condiciones verdaderamente hayan mejorado. Todavía no bajan los niveles de agua... y las personas van a estar en los albergues hasta tanto veamos que mejore la situación", dijo Alvarado.

Para agilizar el uso de recursos estatales y hacerle frente a las necesidades de los afectados por el temporal, el gobierno decretó el viernes una emergencia nacional, la cual aún se mantiene.

En la capital las lluvias obligaron a las autoridades a cerrar desde el sábado el tránsito en el puente Centenario sobre el Canal de Panamá debido al derrumbe de una de sus vías de acceso a causa del mal tiempo.

Las autoridades han indicado que el puente en sí no sufrió daños y que el problema es en uno de los caminos de acceso, el cual se cayó por las abundantes lluvias.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Reportero Ciudadano: Envía las fotos y videos AQUÍ

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes