Ampliar reservas naturales protegidas sería buen negocio

PANAMA (AFP). Extender las reservas naturales protegidas --como bosques, corales, manglares y santuarios marinos-- podría ser un negocio muy rentable en el mundo, pues permitiría recaudar miles de millones de dólares por la venta de servicios ambientales, dijeron expertos.

Especialistas que participaron en un encuentro sobre medio ambiente en Panamá advirtieron que es imprescindible aumentar las áreas protegidas en el planeta, pues de mantenerse el modelo de explotación de los recursos naturales la humanidad avanzará hacia un precipicio.

"El aporte de los recursos naturales en todo el mundo puede ser de varios trillones de dólares", dijo a la AFP Carlos Manuel Rodríguez, ex ministro del Ambiente de Costa Rica y vicepresidente regional de la ONG Conservation International.

Ana Báez, una consultora ambiental que ha trabajado en África, Europa y América Latina, expresó que hay datos "muy positivos" sobre los beneficios monetarios que pueden generar las áreas protegidas.

Los recursos naturales "son la materia prima, el capital y la identidad de un país y si pudiéramos llegar a reconocer lo que significa que esos recursos existan para las próximas generaciones, enriqueceríamos mucho las arcas del tesoro nacional", dijo Báez a la AFP.

Las áreas protegidas son zonas de tierra o mar donde se busca conservar la diversidad biológica y los recursos naturales, a través de medidas legales.

"Esos ecosistemas son básicamente bibliotecas vivas que tienen una biodiversidad que puede servir para preservar las generaciones del futuro y curar enfermedades que afectan a los más pobres, como la malaria o el dengue", declaró a la AFP el especialista estadounidense, Todd Capson, funcionario de la sección de Conservación Marina y Asuntos Oceánicos del Departamento de Estado.

En el mundo hay unas 111,000 áreas protegidas, que ocupan un 11% de la superficie continental. En el mar, sólo el 1,5% de la superficie está resguardada por alguna legislación, informaron los expertos.

"Si hay que proteger determinadas áreas es porque no hemos aprendido a hacer un uso sostenible de los recursos", señaló a la AFP Zuleika Pinzón, consejera regional de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Según Pinzón, estas reservas son vitales para "preservar la cadena alimenticia de la cual todos dependemos", lo que no implica "que no utilicemos estas áreas para un beneficio económico o social, pero de forma sostenible".

Sin embargo, Rodríguez admitió que la mayor parte de estas reservas sólo están "protegidas en el papel" y lamentó la escasez de recursos destinados a "dar un manejo aceptable sobre esas áreas".

"No hay que ser un científico para darse cuenta que el modelo de desarrollo y los patrones de consumo nos están llevando a una vertiginosa carrera hacia el precipicio y el colapso global", añadió Rodríguez.

Según estos expertos, el 80% de la biodiversidad del planeta se encuentra en 30 países situados en la franja tropical de Asia, África y América Latina.

"Si el mundo actúa coherentemente, debe hacer grandes inversiones para que esos países puedan utilizar esos recursos naturales como el eje del desarrollo (...) y no el petróleo, el carbón mineral, la extracción de la madera o los recursos marinos", dijo Rodríguez.

"El día que China e India consuman (a niveles tan altos) como Occidente no va a haber planeta suficiente" para atender la demanda, dijo Báez."O cambiamos el modelo y asumimos nuestras responsabilidades o nos vamos a quedar sin planeta no muy tarde", advirtió.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Reportero Ciudadano: Envía las fotos y videos AQUÍ

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes