Avanza construcción de Museo de la Biodiversidad

PANAMÁ (AFP). A la entrada del Canal de Panamá, donde estuvo la base militar estadounidense de Amador, el arquitecto Frank Gehry construye el Museo de la Biodiversidad, que al igual que el que hizo para el Guggenheim en Bilbao (España), aspira a convertirse en símbolo de la modernidad en la capital panameña.

El museo abrirá sus puertas en 2010, coincidiendo con el inicio de la Década de la Biodiversidad declarada por Naciones Unidas, pero un equipo de arquitectos, diseñadores y miembros de la comunidad científica, entre ellos la Fundación Smithsonian y la Universidad de Panamá, trabajan desde 2001 en la concepción y desarrollo de esta iniciativa.

"El Museo es una obra maestra en la que se conjuga el diseño artístico y la ciencia al mismo nivel. Ninguno está supeditado al otro", explicó a la AFP Líder Sucre, director ejecutivo del Proyecto del Museo de la Biodiversidad.

'La rampa de la vida', 'Panorama', 'Construyendo el puente', 'El gran intercambio', 'La huella humana', 'Océanos divididos', 'Sala de la interdependencia', 'Panamá es el museo' son los temas que marcarán al nuevo templo de la naturaleza que dará a conocer la biodiversidad de Panamá y América Latina y la influencia que tuvo en el mundo el surgimiento del Istmo panameño.

Su emplazamiento, no es casual. "Panamá ha cambiado el mundo y ha influído enormemente en el clima mundial cuando se formó hace 3 millones de años", cuenta George Angehr, científico del Instituto Smithsonian.

"De hecho, cuando Panamá nació cambiaron las corrientes de los Océanos y empezaron a secarse los bosques de África. Eso por no hablar de la gran migración de animales que han ido del norte al sur pasando por el istmo", agregó.

En sus escasos 75,000 kilómetros cuadrados, Panamá cuenta con más especies de aves, mamíferos, reptiles y plantas que Estados Unidos y Canadá juntos. Y sólo la isla de Barro Colorado, en el Canal de Panamá, tiene más especies de plantas que toda Europa.

Pero el continente será tan importante como el contenido. Fiel a su estilo de arquitectura escultórica, Frank Gehry construye su primer edificio en Latinoamérica.

Es un edificio de hormigón y acero donde destaca en su exterior el empleo de paneles de aluminio pintados en colores brillantes que simbolizan lo que para su autor es el Caribe.

"Aquí no importa cuán vasta sea la experiencia previa. Haces cosas que jamás te hubieras imaginado. Lo interesante es el uso de los materiales para crear formas totalmente inesperadas y atrevidas, fuera de lo común. Es el edificio más colorido que haya hecho Gehry en su vida", explica Laurencio Jaén, ingeniero civil y gerente de construcción de la empresa Ingeniería RM encargada de la construcción.

El museo, que tendrá un costo de unos 60 millones de dólares, contará también con un jardín botánico en su exterior y dos acuarios, los más grandes de toda Centroamérica.

Se espera que cada año lo visiten medio millón de personas, y de éstas "80,000 estudiantes de primaria y secundaria de forma gratuita", según el director.

"La aspiración del museo es que cuando la persona salga haya experimentado un cambio en su valoración del mundo natural y que valore mucho más la herencia del Planeta", concluyó.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Reportero Ciudadano: Envía las fotos y videos AQUÍ

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes