Avanza en negociación para poner fin a huelga en el Canal

Panamá (EFE). El Grupo Unidos por el Canal (GUPC), liderado por la española Sacyr, dijo que la paralización de las obras del tercer juego de esclusas del Canal de Panamá es "ilegal", pero que en conjunto con el Sindicato Único de Trabajadores de la Construcción (Suntracs) busca una salida al conflicto.

"El Suntracs inició una interrupción de labores de manera ilegal y de hecho, sin respetar los procesos formales y sin siquiera presentar un pliego de cargos", señaló en un comunicado al que tuvo acceso Efe el gerente general del consorcio, Antonio Zafaroni, en su primer pronunciamiento sobre el paro.

Zafaroni consideró que la huelga "puede ocasionar perjuicios a GUPC, la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) y al país", pero reconoció que se está trabajando de manera coordinada "para buscar una pronta solución".

Matizó que "es muy prematuro en estos momentos medir el impacto del paro de labores por parte de los trabajadores".

Representantes sindicales y del GUPC avanzaron en las negociaciones que por segundo día consecutivo mantienen para encontrar una salida a una huelga que desde el sábado mantiene detenida la construcción de las nuevas esclusas.

El representante sindical Marco Andrade, del Suntracs, indicó a Efe que hubo "algunos avances" en las conversaciones e, incluso, aventuró que " probablemente se pueda llegar a un entendimiento mañana".

"Si llegamos a un acuerdo, obviamente que se suspendería la huelga", agregó sobre el diálogo con el GUPC, consorcio encargado del principal proyecto de la ampliación del Canal y que encabezan la empresa española Sacyr y la italiana Impregilo.

Los trabajadores demandan un aumento salarial, solución al problema de la falta de transporte para los trabajadores, reclaman ajustes en el tiempo para hacer efectivo el pago a los obreros y mejores condiciones higiénicas de trabajo, entre otros asuntos.

Andrade indicó que la empresa hizo una propuesta que el sindicato analizará con el fin de presentar y discutir mañana una contra propuesta.

Señaló que hay "toda la disposición" de llegar a un acuerdo no sólo en materia salarial, sino también en las condiciones de trabajo óptimas que exigen los obreros, para "reanudar de forma inmediata" las labores.

Por su parte, el viceministro panameño de Trabajo, Luis Ernesto Carles, realizó una inspección a las obras, para verificar las denuncias de los trabajadores sobre problemas en las condiciones en que efectúan sus labores.

"Planteamos la necesidad de que a los trabajadores se les tengan los sanitarios necesarios, se les provea de agua potable con hielo en el sitio, de igual forma que se les tenga el resguardo necesario cuando cae lluvia o también el lugar para que ellos puedan guardar sus pertenencias", indicó a los periodistas Carles.

Señaló que le van a "recomendar" a la empresa tomar esas medidas y que el consorcio "tendrá 24 horas para implementar" los cambios.

Además de Sacyr e Impregilo, el consorcio está integrado por la belga Jan de Nul y la panameña Constructora Urbana.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Reportero Ciudadano: Envía las fotos y videos AQUÍ

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes