Canal de Panamá enfrenta nuevos reclamos multimillonarios

El grupo de empresas europeas a cargo de la construcción de las nuevas esclusas presentó a la Autoridad del Canal dos nuevos reclamos que suman 748 millones de dólares por supuestos sobrecostos y hasta por daños de imagen, informaron el viernes funcionarios de la vía interoceánica.

Grupo Unidos por el Canal, un consorcio de cuatro empresas que lideran la española Sacyr y la italiana Impregilo, entabló los reclamos a inicios de esta semana y se suman a los que planteó hace casi un año también por presuntos sobrecostos que totalizaban 1.600 millones de dólares. Los primeros, que llevaron a una paralización de los trabajos en la ampliación del Canal por dos semanas en febrero, ya están en el proceso de disputa.

La vicepresidenta de Ingeniería y Administración de Proyectos de la Autoridad del Canal, Ilya de Marotta, dijo durante un encuentro con periodistas que uno de los reclamos nuevos es por 333 millones de dólares y que tiene que ver con presuntos incrementos en el costo de construcción de las nuevas compuertas.

"Ellos alegan que el diseño de las compuertas cambió un poco y les costó más", señaló.

De acuerdo con de Marotta, en el otro reclamo, por 415 millones, el grupo alega que una fase decisiva de excavación seca del cauce de acceso por el Pacífico no va a estar lista a tiempo y les afectará las pruebas del nuevo carril de esclusas en esa zona. Unos mil trabajadores realizan un paro en esa obra desde el martes por presuntos maltratos y falta de seguridad. Estos trabajos están a cargo de un consorcio de tres empresas extranjeras.

El proyecto de ampliación, por un costo de 5.250 millones de dólares, tiene un avance de 84%, informó el administrador del canal, Jorge Quijano. Agregó que prevé que esté operativo en el primer trimestre del 2016.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes


Tu emisora... Parte de tu vida