El Canal, gallina de los huevos de oro de la economía

PANAMÁ (AFP). Los panameños se despertarán el lunes con un nuevo presidente que puede ser un multimillonario de derecha, Ricardo Martinelli, o una socialdemócrata de orígenes humildes, Balbina Herrera, pero el símbolo indiscutible de Panamá, su Canal, por el que transita 5% del comercio mundial, seguirá siendo el motor de su economía, pese a la crisis.

"La ampliación del Canal de Panamá es prioritaria para el desarrollo del país y para el comercio internacional", aseguró a la prensa extranjera Martinelli, favorito en las encuestas.

Iniciada hace poco más de dos años, la ampliación del Canal avanza según el cronograma previsto, pese a la crisis internacional que ha reducido el paso de buques por las instalaciones construidas por Estados Unidos en 1904, a lo largo de 80 kilómetros entre los océanos Atlántico y Pacífico.

En el año fiscal que concluyó en septiembre del pasado año, el trasiego de barcos disminuyó un 12,9%, aunque los ingresos totales aumentaron un 14% gracias, sobre todo, a los peajes, que suben cada año gradualmente para financiar la ampliación con la construcción de un tercer juego de esclusas que costará 5,250 millones de dólares.

La actividad del Canal repercute directamente en las arcas públicas. El Canal aportó el año pasado 700 millones de dólares al Estado panameño, que desde que fue devuelto por Estados Unidos el 31 de diciembre de 1999 ha ingresado más de 3,900 millones -casi 3,000 millones en la actual administración de Martín Torrijos- y emplea a 9,500 personas.

Para poner en perspectiva esta recaudación, durante los 96 años de control estadounidense, los panameños recibieron solamente 1,500 millones de dólares por la explotación del Canal.

El Canal de Panamá es y será durante los próximos 10 años el motor de la inversión pública, dicen los analistas.

A los 5,250 millones que costará la ampliación, que permitirá a partir de 2014 el paso de los grandes barcos de contenedores del tipo post Panamax, hay que sumar las inversiones que se derivarán de su construcción, sobre todo, en el sector inmobiliario, que el año pasado creció un 30,5% (el 90% en la capital), en el turismo y en el resto de los servicios.

Después de haber crecido una media de 9,7% en los últimos tres años, se espera que la economía panameña crezca en 2009 entre 3 y 5%.

Sin embargo, la crisis ha empezado a influir sobre la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), el ente autónomo que lo administra, y que hasta ahora se había resistido a atender las peticiones de los transportistas mundiales para moderar la subida de peajes destinada a financiar la ampliación, para la que sólo necesitará 2,300 millones en financiación externa.

Hace unos días anunció una serie de medidas para flexibilizar las draconianas condiciones que tienen que cumplir los barcos que quieren evitar dar la vuelta a Sudamérica para alcanzar el otro océano.

A partir del 1 de junio, bajarán temporalmente los peajes en algunos casos y hará más flexible el sistema de reservas "para demostrar sensibilidad con las necesidades de los clientes durante estos tiempos inciertos".El pasado año, los barcos tardaban promedialmente 31,5 horas en pasar de océano a océano.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Reportero Ciudadano: Envía las fotos y videos AQUÍ

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes