CorteIDH inaugura sesiones en Panamá

Panamá (EFE). La Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) destacó el "respeto y apoyo" de los países de la región a sus sentencias, al inaugurar en Panamá un período de sesiones extraordinarias en el que verá casos de Argentina y El Salvador.

"Nadie puede dudar hoy día que gracias al compromiso efectivo de los países, de los Gobiernos y de los pueblos, el trabajo de la Corte, que se debe a esa sociedad y a esos pueblos, tiene decisiones y sentencias que son, en gran medida, respetadas y apoyadas", dijo el presidente de la corte, Diego García-Sayán en el acto oficial.

Desde el lunes y hasta el próximo jueves, la CorteIDH conocerá en Panamá dos casos contra Argentina, uno por desaparición forzada y otro por faltas al debido proceso judicial, y contra El Salvador, por la desaparición de niños.

Los jueces escucharán a las partes, pero no se dictará sentencia porque hay que esperar una fase de testimonios por escrito.

Ante un nutrido grupo de personalidades panameñas, entre ellas el vicepresidente y canciller del país, Juan Carlos Varela, el presidente de la CorteIDH habló del avance en materia de derechos humanos en la región, aunque resaltó que aún falta mucho para lograr el pleno respeto de los mismos.

Indicó que las audiencias extraordinarias como la que inician este lunes en Panamá son una expresión del trabajo que realiza la Corte, y del compromiso de los "pueblos de América y de los Gobiernos con los valores de los derechos humanos".En ese sentido, Varela aseguró que en Panamá se aprecia el trabajo que realizan instituciones como la Corte, por lo que el Gobierno del presidente Ricardo Martinelli está complacido de que hayan aceptado la invitación de realizar sesiones en Panamá.

"Los hemos invitados a sesionar en Panamá porque nos adherimos de una forma sincera a su valioso trabajo, apreciamos integralmente el aporte que hace el sistema interamericano de Derechos Humanos al bienestar y a la justicia social del continente", declaró Varela.

Las sesiones extraordinarias se abren con un caso contra el Estado argentino por una denuncia por supuesto "procedimiento penal marcado por irregularidades y demora indebida, basado en prueba luego declarada nula" contra el ciudadano Jorge Fernando Grande.

Grande, de 60 años, estuvo ocho años inmerso durante la década de 1980, en plena dictadura argentina, en un proceso penal por "subversión económica", que fue finalmente declarado nulo por un tribunal de apelaciones de Buenos Aires, con lo que resultó absuelto en enero de 1989.

Mañana martes, la CorteIDH verá el segundo caso, conocido como "Contreras contra El Salvador", por la "desaparición forzada" entre 1981 y 1983 de seis infantes identificados como Gregoria Herminia, Serapio Cristian y Julia Inés Contreras; Ana Julia y Carmelina Mejía Ramírez; y José Rubén Rivera.

Los niños habrían desaparecido en medio de operativos de contrainsurgencia realizados por diferentes cuerpos militares salvadoreños, en el contexto del conflicto armado que entonces vivía el país, y aún no se ha identificado ni se ha sancionado a los responsables.

El próximo miércoles, los jueces atenderán el caso por la supuesta detención arbitraria, tortura y desaparición forzada de Iván Eladio Torres, ocurrida a partir del 3 de octubre de 2003 en la ciudad argentina de Comodoro Rivadavia, provincia del Chubut, a manos de agentes estatales.

La CorteIDH revisará el próximo jueves un caso contra el Estado de Ecuador y de otros contra Méxicos, que ya fueron sentenciados en agosto de 2010.

Ese mismo día, la Corte impartirá un seminario llamado "La Corte Interamericana de Derechos Humanos y su Jurisprudencia".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Reportero Ciudadano: Envía las fotos y videos AQUÍ

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes