Declaración de Panamá aboga por mercado común iberoamericano de cultura

Panamá, (EFE). La "Declaración de Panamá", que aprobarán los mandatarios iberoamericanos aboga por promover condiciones que "contribuyan a establecer un mercado común iberoamericano de la cultura más competitivo".

Dividida en cuatro apartados: político, económico, social y cultural, el borrador del texto de 26 puntos, al que tuvo acceso hoy Efe, parte de la voluntad de "profundizar la discusión sobre la proyección de la Conferencia Iberoamericana, sobre la base de la identidad cultural, foro de diálogo, concertación política y cooperación".

Todo "en un marco de profunda transformación de la economía mundial en la que ésta Comunidad "debe jugar un papel relevante ante nuevos desafíos del crecimiento económico y desarrollo sostenible".

Estos son los principales puntos recogidos en el proyecto de la "Declaración de Panamá", pendiente aún de la aprobación de los cancilleres y jefes de estado y gobierno.

ÁMBITO POLÍTICO

-Mantener el diálogo y buscar consensos en los escenarios multilaterales, contrarrestar de forma mancomunada la aplicación de medidas unilaterales que vulneren los principios del Derecho Internacional y puedan afectar a la paz y la seguridad internacionales.

-Coordinar, como comunidad iberoamericana, los esfuerzos con otras instancias de integración y concertación política, interregional o subregional, y evitar superponer o imponer las respectivas agendas de trabajo.

-Reafirmar el compromiso con los Objetivos del Desarrollo del Milenio y con la Agenda de Desarrollo Sostenible.

-Apoyar el proceso de renovación de la cooperación iberoamericana con el fin de enfocarla hacia acciones prioritarias que permitan una mayor articulación de las políticas públicas nacionales.

- Impulsar la agenda digital de la región.

ÁMBITO ECONÓMICO

-Realizar los esfuerzos necesarios para que los gobiernos de cada país se conviertan en los promotores del crecimiento económico.

-Trabajar de forma conjunta y coordinada para contribuir a la estabilidad y la reforma del sistema financiero internacional, promoviendo una mayor participación de los países en desarrollo en la reforma de las instituciones financieras mundiales.

-Adopción de medidas concretas para una mayor transparencia en la gestión de los flujos financieros, estableciendo mecanismos para reducir la dependencia de las agencias de calificación crediticia.

-Mejorar la coordinación de las políticas económicas de los países de la zona para prevenir y mitigar los efectos nocivos y las diversas manifestaciones de las crisis económica y financiera.

-Participar activamente en la aplicación de mejores prácticas que fortalezcan la prevención y el control de la evasión y la planificación fiscal abusiva.

- Seguir desarrollando acciones que promuevan las inversiones nacionales y extranjeras en un marco de seguridad jurídica y del derecho de cada Estado.

ÁMBITO SOCIAL

-Dar respuesta a las nuevas demandas de la población, especialmente de los jóvenes, los trabajadores y las clases medias en nuestras sociedades.

-Seguir promoviendo políticas públicas de lucha contra la desnutrición crónica infantil, la pobreza y pobreza extrema, reducción de desigualdades y el fortalecimiento de la inclusión social.

-Seguir promoviendo políticas inclusivas para grupos vulnerables.

-Desarrollar políticas y estrategias de formación y capacitación laboral que respondan más adecuadamente a las necesidades de un mercado laboral cada vez más exigente, cambiante y competitivo.

-Reconocer el aporte de las personas migrantes a las sociedades de destino y reafirmar la importancia de seguir velando por la protección de sus derechos.

-Reforzar la institucionalidad de las estrategias para la promoción de igualdad, con políticas que incorporen el enfoque de género y que garanticen la equidad de facto entre hombres y mujeres.

ÁMBITO CULTURAL

- Dar un nuevo y mayor impulso a la Carta Cultural Iberoamericana y a su plan de acción para consolidar el espacio Cultural Iberoamericano.

-Promover una economía iberoamericana de la cultura dinámica y con alto valor añadido, que potencie las industrias culturales y desarrolle mercados comunes y los sistemas de coproducción.

-Promover condiciones para una mejor regulación, protección y circulación de bienes, servicios y contenidos culturales entre los países que contribuya a establecer un mercado común iberoamericano de la cultura más competitivo.

-Impulsar mecanismos que incluyan la formación, capacitación y protección de los derechos de los creadores, artistas, gestores y técnicos.

-Desarrollar y reforzar políticas públicas de turismo cultural.

Este texto todavía debe ser sometido a la aprobación de los cancilleres y finalmente elevado a los jefes de estado y gobierno.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes


Tu emisora... Parte de tu vida