Denuncias de corrupción calientan el clima político en Panamá

PANAMÁ (AFP). Una seguidilla de denuncias de corrupción que salpican a funcionarios del gobierno derechista de Ricardo Martinelli calentó el clima político en Panamá, y un ministro amenazó este lunes a la oposición con ir a un combate "cuerpo a cuerpo".Varios escándalos que involucran a altos funcionarios se han destapado en días recientes, entre ellos uno que salpica al ministro de Turismo, Salomón Shamah, a quien Estados Unidos quitó la visa de ingreso, según medios locales.

Shamah supuestamente "tiene conexiones con traficantes de droga conocidos", según un cable estadounidense del 14 de octubre de 2009, filtrado por el sitio web WikiLeaks y publicado hace unos días por el diario panameño La Prensa.

Otros escándalos salpican a la directora de Migración, María Cristina González, investigada por un supuesto tráfico de visas para asiáticos; y al titular de la Autoridad de Aseo y ex jefe de campaña de Martinelli, Enrique Ho, por una cuestionada donación de dinero que habría recibido en esa época.

El gobierno contraatacó este lunes, cuando el vicepresidente Juan Carlos Varela y el ministro de Seguridad, José Raúl Mulino, acusaron a la oposición de estar detrás de las denuncias, con el propósito de dañar la imagen de Martinelli.

"Hay otros intereses atrás (de las denuncias). Las personas buscan darle golpe al gobierno porque difieren en algunas posiciones que tiene el gobierno con temas muy concretos", declaró Varela.

Las acusaciones "van teledirigidas a un desprestigio uno por uno (de los ministros) hasta llegar al presidente", dijo por su parte Mulino.

"No crean los detractores que uno es manco o es mudo. Si queremos ir a un (combate) cuerpo a cuerpo a lo mejor vamos a salir cortados todos. Yo creo que es el momento de hacer una reflexión y parar un poco esta hemorragia", añadió.

El ex presidente socialdemócrata Martín Torrijos (2004-2009) dijo que los escándalos han afectado la credibilidad del gobierno y han puesto a prueba a la joven democracia panameña, instaurada tras la invasión estadounidense de 1989.

"Panamá vive una encrucijada política como hace años no se daba. Ya no es solo un tema de credibilidad, se ha puesto a prueba nuevamente el sistema democrático", dijo Torrijos en su cuenta de la red social Twitter.

Para el ex mandatario "se requiere de explicaciones y acciones rápidas por parte del gobierno".El analista Edwin Cabrera advirtió que las denuncias no solo pueden perjudicar a ciertos funcionarios, sino que han puesto en tela de juicio a las instituciones panameñas.

"Lo más grave de esta crisis que se está viendo en Panamá es que las instituciones de Estado están siendo más y más perjudicadas y cada vez más el panameño común y corriente cree menos en las instituciones del Estado", dijo Cabrera a la AFP.

"Las instituciones son las que están siendo cuestionadas y eso es muy peligroso para un país con una democracia tan joven de 21 años", agregó.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Reportero Ciudadano: Envía las fotos y videos AQUÍ

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes