Dermatóloga explica origen y riesgos del uso de biopolímeros

La dermatóloga Carmen Amada Pinzón explicó este viernes el origen de los biopolímeros, que fue utilizado por primera vez en 1899 por un militar.

Contó que la sustancia fue utilizada por primera vez por un sujeto que deseaba ingresar al ejército, y para ello debía aprobar un examen físico, sin embargo tuvo tuberculosis en sus genitales que le destruyó sus partes íntimas, por lo cual viajó a Austria donde lo inyectaron y los testículos le crecieron.

Posterior a esto la práctica se fue proliferando en la historia del mundo y llegó a Vietnam donde los soldados mostraron su interés en que las mujeres asiáticas tuvieran bustos grandes y después de 1960 en Las Vegas, Estados Unidos se inyectaron a más de 10 mil mujeres.

Pinzón indicó que los biopolímeros son sustancias inertes que el cuerpo rechaza debido a ser algo extraño y que inicialmente produce una reacción inflamatoria y luego vienen los efectos secundarios.

Explicó que la reacción inflamatoria se le conoce como Alogenosis iatrogénica debido a que es producida por el propio paciente con la inyección de la sustancia.

Luego de la inflamación vienen los efectos secundarios que pueden presentarse un minuto después de la inyección o hasta 25 años después y consisten en depresión, malestar general, cansancio y hasta suicidio por parte de aquellas personas que no soportan los síntomas generales.

De acuerdo con Pinzón una vez las personas presentan los malestares y efectos secundarios son dirigidas a cirujanos plásticos o maxilofacial para la extracción del biopolímero a través de tres tratamientos: el primero se aplica anestesia y se abre la zona con la sustancia, el segundo por medio de láser con el cual tratan de derretirlo y por último el drenaje por medio de un tratamiento quirúrgico en Colombia.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes


Tu emisora... Parte de tu vida