Devotos llegan a Atalaya para agradecer favores recibidos

Fe, devoción y creencia es el ambiente que vivió en Atalaya, a donde decenas devotos procedentes de distintos lugares se dieron citas este Miércoles de Cenizas.

Como es tradición, los peregrinos vestidos de morado en representación a la túnica que porta este Santo, llegaron hasta la Basílica Menor de Atalaya para agradecer los favores por salud, amor, trabajo y la familia.

En la Basílica se realizó la tradicional misa que da inicio a la Cuaresma, y también previo a las celebraciones del santo, quien no tiene una fecha exacta de su aparición pero según la historia, su existencia data de 1730.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes


Tu emisora... Parte de tu vida