Diplomáticos norcoreanos visitarán este miércoles a marinos retenidos

PANAMÁ (AFP). El ministro de Relaciones Exteriores de Panamá, Fernando Núñez, anunció este martes que una delegación diplomática de Corea del Norte llegará a Panamá para asistir a los 35 norcoreanos que fueron detenidos en julio cuando trataban pasar armamento cubano sin declarar por el canal de Panamá.

" Ya se les emitieron las visas para que ellos pudieran ingresar y se les va a recibir" mañana miércoles, dijo Núñez.

El carguero norcoreano Chong Chon Gang fue detenido cuando se disponía a cruzar el Canal de Panamá desde el Atlántico el 10 de julio por sospechas de drogas.

Pero la policía panameña halló armamento cubano sin declarar escondido en contenedores bajo toneladas de sacos de azúcar, por lo que pidió asistencia a las Naciones Unidas para determinar si la carga violaba alguna resolución de la ONU.

Los 35 tripulantes norcoreanos, que enfrentan a cargos por tráfico de armas y podrían ser condenados a un máximo de 12 años de prisión, se encuentran detenidos en Fuerte Sherman, una antigua base militar estadounidense, y gozan de comodidades como video, televisión satelital, climatización, área de deportes, zona de fumadores y hasta una playa, según la Cruz Roja.

Sin embargo, Núñez recordó que cualquier decisión sobre el futuro de los norcoreanos está "supeditado" al proceso legal que enfrentan en Panamá, país que carece de relaciones diplomáticas con Corea del Norte.

El 15 de agosto una misión de la ONU encabezada por David Martin Uden, exembajador británico en Corea del Sur y desde 2012 coordinador del Grupo de Expertos de ONU encargado de las sanciones contra el país asiático, finalizó una inspección del armamento decomisado en Panamá.

Esa comisión de expertos debe determinar si el barco violó alguna de las resoluciones contra el régimen de Pyongyang por sus ensayos nucleares.

Los expertos elaborarán un informe confidencial que elevarán al Consejo de Seguridad de la ONU.

Cuba reconoció la propiedad del arsenal, al que calificó como "defensivo y obsoleto", mientras que Pyongyang aseguró que se trató "de un contrato legítimo" para reacondicionar las armas cubanas.

Recientemente el fiscal a cargo del caso, Javier Caraballo, dijo a la AFP que el proceso camina en dos vía, una diplomática y otra "arista interna (de la fiscalía) que pretendemos que termine con un proceso penal con algún tipo de sentencia".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes


Tu emisora... Parte de tu vida