Ecuatoriano reclama que responsables de sus torturas en Panamá siguen impunes

El ecuatoriano Jesús Vélez Loor, por cuyo caso de torturas durante una detención fue condenado el Estado panameño por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH), se quejó hoy de que aún no han sido procesados los principales responsables.

Vélez dijo este viernes a Efe que reclamó a los representantes del Estado panameño durante una audiencia privada de la CorteIDH, que celebró sesiones esta semana en Panamá, por qué no avanzan las investigaciones y no se ha llamado a responder a los funcionarios que dictaron su prisión.

La audiencia, realizada este viernes, estuvo enfocada, según indicó Vélez, en que "no ha habido ningún adelanto" en la investigación, lo que "ha sido una ofensa" a su persona", porque el Estado panameño "ha sido irresponsable en este caso".

Añadió que esto es así porque el Estado de Panamá nunca ha nombrado "Ilka Varela de Barés" (entonces jefa de Migración), que, recordó, "fue la persona que me procesó".

"Esa señora me dictó una sentencia de 2 años de prisión sin ser juez, solo ocupando un cargo administrativo y no un cargo judicial", señaló Vélez.

"Es una cuestión que me afecta a mí y me indigna porque las torturas fueron posibles, lo he declarado y tengo los exámenes médicos hechos por un instituto internacional contra tortura estatal", resaltó.

Hasta la fecha, según Vélez, "no hay ninguna referencia de que se le haya llamado a declarar a ella y al director de la cárcel (en ese entonces) Adalides Batista, que son los principales responsables".

Vélez dijo que esta lucha que libra no solo es personal, sino que con ella busca reflejar "la triste situación por la que atraviesan los migrantes en la región y el mundo", que "buscan refugio y en el camino son maltratados, encarcelados y abandonados".

Por su parte, la argentina Florencia Reggiardo, abogada del Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL) y representa a Vélez, dijo a Acan-Efe que en el cumplimiento de la sentencia de la Corte por parte de Panamá "quedan pendientes medidas de no repetición de estos hechos para personas migrantes".

Reggiardo explicó que en este aspecto de los migrantes está la necesidad de que el Estado suministre a la CorteIDH un informe de su política de albergues para migrantes, ya que Vélez Loor fue alojado en centros penitenciarios.

Destacó que el otro tema planteado es la formación para personal del Ministerio Público y la Policía sobre el tema de la tortura, y capacitación en relación a los derechos de los migrantes para los funcionarios de Migración.

Vélez fue detenido en noviembre de 2002 en Panamá por orden de autoridades de migración del país, que le acusaron primero de vinculación con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y luego de ser peligroso para el orden y la seguridad pública panameña.

El ecuatoriano fue liberado en 2003 y enviado a Ecuador, pero en 2006 viajó a Bolivia, con estatus de refugiado, por no haber conseguido apoyo del entonces Gobierno de su país.

En agosto de 2010, la CorteIDH de la Organización de Estados Americanos (OEA) escuchó el testimonio del ecuatoriano y, cuatro meses después, falló a su favor condenando a Panamá por tratos crueles e inhumanos.

La sentencia obligó a Panamá a indemnizar con 59.000 dólares a Vélez por sufrir torturas, pagados en su totalidad, según ha asegurado el ecuatoriano, quien resaltó que además el Gobierno panameño ha cumplido con otros puntos de la sentencia, como derogar el decretó ley que condenaba a los migrantes y por el que fue detenido. 

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes


Tu emisora... Parte de tu vida