Embrollo judicial en Francia en torno al ex dictador Noriega

PARÍS ( AFP). Diversas instancias judiciales francesas deberán pronunciarse en los próximos dos meses sobre tres asuntos que conciernen al ex dictador panameño Manuel Noriega, encarcelado en París por blanqueo de dinero de la droga y cuya extradición a Panamá ya no será cuestión de semanas.

Al cabo de una audiencia celebrada la mañana del jueves en la cárcel parisina de La Santé, el juez francés Henri Moyen, ante quien los abogados defensores del ex hombre fuerte de Panamá (1983-89) presentaron un pedido de libertad condicional con fines de extradición decidió que anunciará su decisión el 23 de septiembre.

Esta vista en presencia de Noriega, de 77 años, condenado en julio de 2010 por un Tribunal Correccional francés a siete años de cárcel por el blanqueo en los 80 de más de tres millones de dólares del cartel de Medellín, tuvo lugar al día siguiente de otra decisión judicial que bloqueó el proceso de extradición.

A la vista del jueves también asistieron los tres abogados de Noriega en Francia, Olivier Meztner, Yves Leberquier y Antonin Levy; un representante de la Fiscalía y del abogado de Panamá, Yves Baudelot.

" Todo transcurrió en buenos términos. La fiscalía no se opuso a la liberación condicional porque ya cumplió cinco de los siete años de su pena, es decir más de la mitad", indicó Levy.

La entrega de Noriega a su país natal, aprobada por decreto del gobierno francés en julio tras la autorización de Estados Unidos en mayo a un primer pedido de extradición de Panamá, parecía entrar en la recta final.

Pero el miércoles la jueza Edit Boizette, presidenta de la sala de instrucción del Tribunal de Apelaciones de París que debía pronunciarse sobre un segundo pedido de extradición de Panamá decidió pedir a las autoridades estadounidenses su autorización y fijó una nueva audiencia para el 16 de noviembre.

Aunque el juez le otorgue la libertad condicional el 23, Noriega deberá permanecer en el cárcel hasta que se resuelva el segundo pedido de extradición.

Derrocado por tropas estadounidenses en diciembre de 1989 cuando de fiel aliado y agente de la CIA desde los años 70 se convirtió en su peor enemigo, Noriega cumplió 20 años de cárcel en Miami por narcotráfico y en abril de 2010 fue extraditado a Francia donde lleva año y medio tras las rejas.

El asunto es que Panamá presentó a Francia tres pedidos de extradición por tres asesinatos: del médico y opositor Hugo Spadafora en 1985; del capitán Moisés Giroldi en 1989 y del sindicalista Heliodoro Portugal en 1970.

"Si (los panameños) quieren a Noriega, sólo depende de ellos", sostuvo Levy, antes de recordar que como Noriega renunció al " principio de competencias delimitadas" en casos de extradición " podrá ser juzgado por todo lo que Panamá quiera".

Tras la decisión de Boizette, los abogados de Noriega presentaron un pedido de puesta en libertad sobre el cual la sala se pronunciará en 20 días.

" El gobierno nacional ha incurrido en un grave error de manejo (...) en derecho internacional", opinó el miércoles el abogado de Noriega en Panamá, Julio Berríos. Fue una " metida de pata de la Cancillería" panameña pues " con una solicitud de extradición era suficiente", sostuvo el letrado.

El canciller panameño, Roberto Henríquez, declaró el mismo jueves que su gobierno " actuó perfectamente bien" al entregar a Francia tres solicitudes de extradición.

" El gobierno panameño actuó perfectamente bien", dijo Henríquez. " Todo lo que está pasando en Francia es parte del sistema judicial francés y Panamá no puede intervenir en absoluto en eso", añadió en rueda de prensa.

Según Levy la solución a este embrollo es simple pues " la defensa, la acusación, Francia y el primer ministro (francés) están de acuerdo en que el lugar de Noriega está en Panamá".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Reportero Ciudadano: Envía las fotos y videos AQUÍ

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes