Entra a regir polémica Ley policial pese a denuncias

Panamá (EFE). El Gobierno panameño promulgó este lunes una ley que establece que no se detendrá a policías por delitos vinculados al uso de la fuerza, en medio de denuncias de sectores sindicales de que esto viola acuerdos suscritos con el presidente de la República, Ricardo Martinelli.

El secretario general del Sindicato Único Nacional de Trabajadores de la Construcción y Similares, Saúl Méndez, dijo a Efe que la norma publicada hoy en la Gaceta del Estado y que introduce cambios a la Ley Orgánica de la Policía Nacional no corresponde a los acuerdos en la Mesa del Diálogo para modificar la derogada Ley 30 o " ley chorizo".

" Eso viola los acuerdos y crea un fuero especial para este tipo de servidor público que lo ampara para que no se le detenga, situación que es contradictoria" con la Carta Magna, indicó Méndez.

Méndez dijo que se reunirá con los abogados del sindicato para preparar una demanda de inconstitucionalidad, "específicamente", dijo, "contra ese artículo de la Ley de la Policía" que habla de la no detención preventiva.

La Ley 30 provocó en junio pasado una ola de protestas en la provincia occidental caribeña de Bocas del Toro, donde oficialmente se registraron dos muertos, unos 700 heridos y millonarias pérdidas.

Luego de estos hechos el Gobierno aceptó la formación de la mesa de diálogo, limitada a los aspectos laborales, pero la presión popular hizo que ampliara su revisión a toda la ley e incluyera a todos los sectores afectados, los que se reunieron por 90 días, hasta el pasado 10 de octubre, para definir por consenso cómo resolver la situación.

La Mesa del Diálogo, integrada por representantes del Gobierno, la empresa privada, sindicatos, ambientalistas e indígenas, acordó dividir la Ley 30 en seis proyectos sobre temáticas tales como: de aviación, ambiental, asuntos laborales, código penal, reforma a la ley de contrataciones públicas y reforma a la ley de la Policía.

Los proyectos fueron enviados por la Mesa del Diálogo al Consejo de Ministros, que los avaló y remitió a la Asamblea Nacional que los aprobó, siendo el último de ellos la Ley 74 de la Policía.

Las seis leyes ya fueron sancionadas por Martinelli.

Méndez señaló que a la Ley 74 le hace falta el párrafo que establecía que si el delito lo cometía el agente policial durante la represión a una manifestación pública se podía ordenar su detención preventiva.

La Ley 74 establece que no se detendrá preventivamente ni se suspenderá del cargo al policía que sea denunciado, querellado, imputado o procesado por un delito cometido en acto de servicio "exclusivamente" por motivo del uso de la fuerza hasta que concluya el proceso con una sentencia.

" Esto realmente es una imposición del Gobierno de Martinelli (...) que lo que buscaba era una total impunidad para los policías para que actuaran de una forma aberrante, utilizando la fuerza de una forma excesiva e injustificada", afirmó Méndez.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Reportero Ciudadano: Envía las fotos y videos AQUÍ

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes