Equipo holandés termina sin éxito búsqueda de jóvenes desaparecidas

El equipo con perros especializados en rastreo enviado desde Holanda concluyó este martes sin éxito la búsqueda de las jóvenes holandesas desaparecidas en los alrededores de Boquete.

"Hemos buscado en todas las áreas en las que se supone que podían estar y no hemos encontrado nada", explicó Lousie Smits-Jansen, coordinadora del equipo de 18 personas y 12 perros de la organización holandesa de voluntarios, sin ánimo de lucro, Reddingshonden RHWW.

"Nunca se puede decir seguro al 100 por cien, pero hay altos indicios de que no están ahí", añadió Smits-Jansen en referencia a las jóvenes holandesas Lisanne Froon y Kris Kremers y a los lugares y alrededores donde fueron vistas por última vez el pasado 2 de abril.

"No descartamos nada, pero seguimos buscando a dos chicas con vida", dijo el portavoz de las familias de las desaparecidas, Jerem Van Passel, al concluir los 9 días de búsqueda del equipo de Reddingshonden RHWW, especializado en encontrar tanto personas vivas como muertas.

"La búsqueda con los perros ha culminado, pero las autoridades de Panamá seguiremos buscando", aseguró la fiscal provincial Betzaida Pitti, al frente de este caso.

"Los guías holandeses mantienen que las jóvenes no están en el territorio que han buscado; vamos a evaluar la petición de los padres de que viaje un equipo de la Policía holandesa", agregó.

Hans Kremers, padre de Kris, una de las jóvenes desaparecidas, expresó su agradecimiento a "las autoridades y a todo el mundo de Panamá que ha participado en las búsquedas" y aseguró que "esto no va a terminar aquí".

"Nos está llegando mucha información, gracias a la difusión que hacen los medios de comunicación, lo que agradecemos y pedimos que nos sigan enviando cualquier dato", añadió.

Lisanne Froon y Kris Kremers, de 22 y 21 años, respectivamente, desaparecieron el pasado 2 de abril en el municipio de Boquete y se inició una intensa búsqueda, principalmente, en la espesa cordillera de Talamanca, en las montañas del occidente panameño entre las provincias de Chiriquí y Bocas del Toro, fronterizas con Costa Rica.

Las jóvenes europeas viajaron a Panamá para un curso de español de dos semanas y luego se trasladaron a Boquete para cumplir una labor social con niños durante un mes.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes


Tu emisora... Parte de tu vida