España ayudará a Panamá a diseñar plan de infraestructuras

Madrid (EFE). España y Panamá afianzaron el compromiso de compartir la experiencia y el conocimiento que el país ibérico ha desarrollado en infraestructuras para colaborar con la república centroamericana en la elaboración de un plan a futuro que abarque la comunicación vial, ferroviaria y aeroportuaria.

El ministro de Obras Públicas de Panamá, Federico José Suárez, expuso estos planes en una entrevista con Efe en Madrid tras mantener una reunión con la titular de Fomento española, Ana Pastor, en la que ambos decidieron "aprovechar al máximo" la oportunidad que para los dos países supone esta colaboración.

Por el momento, España y Panamá trabajarán en un convenio de apoyo para desarrollar este plan de infraestructuras "sostenible en el tiempo y que podamos darle seguimiento" para diseñar la comunicación de la logística del país, detalló Suárez.

Ingeniero y empresario, el ministro panameño de Obras Públicas desde julio de 2009 cree que ambos países tienen "muchas cosas en común que hoy en día se evidencian mucho más", y de hecho opina que "si no hubiese la crisis tan fuerte que hay aquí (en España) a lo mejor Panamá no era un mercado importante".

El país centroamericano, de 3,5 millones de habitantes, se está desarrollando como "punta de lanza" de la región en el mundo y cuenta con capacidades en agricultura, agua, energía o turismo, una coyuntura que consideró interesante para que España y Panamá mantengan su apoyo mutuo.

"España puede darnos su experiencia y hacer en conjunto un plan que marque un camino a seguir para ver y tener una visión de política de Estado. El desarrollo que tiene España es por esa visión de Estado y es envidiado por una red de infraestructuras que yo creo que es la primera en el mundo", agregó Suárez.

De hecho, las infraestructuras pueden potenciar Panamá, que en 2011 creció a un ritmo superior al 10 %, pues sin ellas perdería oportunidades "que no queremos que se pasen" y repercutan en beneficios para la sociedad.

Entre ellas figuran los trabajos de ampliación del Canal, que avanzan ya al 40% liderados por la constructora española Sacyr Vallehermoso, por lo que el Gobierno panameño confía en que la obra esté abierta en 2014 porque "es nuestro petróleo", señaló.

Además, proyecta la construcción de un cuarto puente hacia el oeste por el crecimiento y expansión inmobiliaria hacia esa parte del país, una obra que el ministro consideró de "suma importancia y urgencia".También destacó el metro de Panamá, una de las principales obras que acomete el Ejecutivo de este país para transportar hasta 40.000 pasajeros por hora en un área metropolitana que abarca más de un millón de habitantes, y que confió en culminar en diciembre de 2013.

Otra empresa española, FCC, integra el consorcio con la brasileña Odebrecht para construir esta línea de metro, lo que motivó que Suárez destaque el "aporte sumamente importante" de todas las empresas españolas en Panamá en este momento de expansión.

"Nuestro país se había quedado 30 años atrás en lo que eran las infraestructuras y estamos tratando de ponernos pronto a la vanguardia en este tema" y "España está dentro de los tres principales países inversores en Panamá", argumentó el ministro, quien participó hoy en el Encuentro Empresarial de Infraestructuras celebrado en Madrid.

Una de las prioridades planteadas en este foro es que Latinoamérica necesita reducir la brecha en infraestructuras que separa a esta región de los países más desarrollados y duplicar las inversiones si no quiere perder el tren, algo que Suárez ha dicho compartir completamente.

"Iberoamérica pierde competitividad si no tiene infraestructuras", al igual que Panamá, continuó, un país que por su posición y oportunidades geográficas consideró "muy atractivo para todos los que quieran regionalizarse en Iberoamérica".

En este sentido, Panamá está proporcionando ventajas a las empresas que quieran instalarse en el país, explicó el ministro, quien dijo que pertenece a un gobierno con "mentalidad empresarial", que intenta que la burocracia "no sea un obstáculo" sino que trata de "desburocratizar al máximo" el país para potenciar su capacidad y servicios y convertirlo en sede regional de muchas empresas.

Para ello, actualmente se debate en la asamblea de diputados la Ley de Asociaciones Público-Privadas, para actualizarla o elaborar una nueva que promueva la asociación de Panamá con todas aquellas compañías que acudan "con buenas intenciones, con capital y con ganas de invertir en un país que ofrece seguridad jurídica y estabilidad".

"El país está abierto y preparado para la gran llegada de empresas e ingenieros para hacer de Panamá un lugar de futuro", concluyó Suárez, quien también confió en que la nación centroamericana pueda albergar la sede regional de la ONU.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes


Tu emisora... Parte de tu vida