Estudio OIT revela baja participación de panameñas en altos cargos en empresas

La incorporación en la actividad económica de las mujeres en Panamá está lejos de asimilarse a sus logros educativos con un desequilibrio en su participación laboral y en los puestos de decisión en las empresas, ya que el 12 por ciento cuentan con féminas en altos cargos directivos, cuando la meta definida por estudios internacionales es de 33 por ciento.

Así lo revela el estudio "La Mujer en la gestión empresarial: Cobrando impulso en Panamá" de 2017, presentado por el Consejo Nacional de la Empresa Privada (CoNEP) en alianza con la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

La directora de OIT para Centroamérica, Haití, Panamá y República Dominicana, la española Carmen Moreno, dijo a Efe que ha sido "muy oportuno" este análisis "porque Panamá, al igual que otros países, tiene necesidad de avanzar en este asunto".

"Lo importante es que el CoNEP haya querido avanzar, ya que ahora mismo en nuestra región solamente Panamá y Honduras han hecho estos estudios a nivel nacional, frente a estudios globales por parte de la OIT".

Por su parte, el presidente del CoNEP, Severo Sousa, señaló a Efe que el informe busca que se esté "un poco consciente" de esta realidad que enfrenta la mujer en la gestión empresarial, analizada de múltiples datos "extraídos a las empresas a través de un método de consulta y de encuestas".

El informe, basado en encuestas a 250 empresas panameñas, destaca la "enorme heterogeneidad" de situaciones sobre la participación de las mujeres en las plantilla de las empresas encuestadas.

Si bien prevalece cierta infrarrepresentación con más de un 35 por ciento de las empresas con una participación de mujeres inferior al 30 por ciento, frente a solo un 13 por ciento de compañías con participación superior al 70 por ciento.

Sobre la participación de mujeres en cargos directivos, el estudio observa una tendencia clara en la que se acercan al equilibrio respecto a los hombres en los puestos de mando inferiores, pero se reduce paulatinamente a medida que se asciende en el escalafón laboral.

El análisis agrega que las empresas panameñas mostrarían, en este sentido, una situación algo más favorable que las compañías encuestadas para el informe regional y global con relación a los niveles directivos inferiores, pero "se alejaría en gran medida respecto a la representación de mujeres en los puestos de máximo nivel ejecutivo".

Detalla que si en los niveles de supervisión casi el 37 por ciento de las empresas cuentan con sobrerrepresentación de mujeres en cargos directivos, esa proporción es del 34 por ciento de empresas en los niveles medios, del 22 por ciento en niveles superiores y tan solo del 8 por ciento en el máximo nivel ejecutivo.

Es más, el 71 por ciento de las empresas no cuentan con ninguna mujer en ese máximo nivel, según el estudio, que resalta que "las mujeres gerencian en los mandos inferiores pero están prácticamente ausentes en los superiores".

Solo 3 de cada 10 empresas encuestadas, de las que tienen esta estructura, cuentan con una mujer como CEO o como Presidenta de la Junta Directiva.

Del mismo modo, en apenas un 8 por ciento de las empresas las mujeres están sobrerrepresentadas en las juntas directivas, mientras que en más del 60 por ciento la representación de mujeres no alcanza el 30 por ciento.

También destaca que las dificultades para estar presentes en los altos cargos directivos son superiores cuanto mayor es el tamaño de las empresas.

Entre las prioridades que el estudio recomienda es que se debería conformar una agenda institucional y empresarial para impulsar el papel de las mujeres en la gestión empresarial.

Las "medidas deben estar orientadas a fomentar una cultura empresarial más inclusiva, donde los desequilibrios sean reconocidos, en donde impere la meritocracia y donde los hombres sean capaces de tender la mano a la entrada de mujeres", precisa el estudio.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes


Tu emisora... Parte de tu vida