Excarcelación de ex dictador Noriega depende de médicos, Fábrega

PANAMÁ (AFP). La decisión final sobre el regreso a la cárcel del ex dictador panameño Manuel Antonio Noriega, hospitalizado desde hace doce días por una bronquitis, dependerá de lo que digan los médicos, aseguró este domingo el ministro de gobierno, Jorge Ricardo Fábrega.

"Nosotros tenemos que ponerle atención a lo que digan los médicos. Esa es una decisión que depende de ellos", dijo Fábrega a la AFP.

El 9 de mayo Noriega fue trasladado desde la celda de la cárcel El Renacer, a orillas del canal de Panamá, donde cumple tres condenas de 20 años, al hospital Santo Tomás, afectado por una bronquitis.

Preocupados por su salud, los médicos y abogados de Noriega, de 78 años, han reclamado desde febrero que se le dé prisión hospitalaria o domiciliaria en razón de su avanzada edad y su estado de salud, una decisión que está en su "fase final", según las autoridades.

"Hay una solicitud que presentaron los abogados y dependerá de lo que digan los doctores", reiteró Fábrega.

El viernes Noriega fue examinado por médicos de la fiscalía panameña para determinar si purgará el resto de sus condenas en un hospital o en su casa, aunque se desconocen por el momento los resultados de tales pruebas o la fecha en la que se tomará la decisión final sobre el exdictador.

Por el momento, una vez que Noriega se recupere volverá a la cárcel, si antes no lo impide una decisión médica, confirmó a la AFP el director del sistema penitenciario Ángel Calderón.

"Si no tenemos el informe final y las recomendaciones (médicas finales) él (Noriega) tiene que volver" a la cárcel "tan pronto" lo digan los médicos del sistema penitenciario que lo atienden, dijo Calderón.

Según Calderón Noriega "no vino en buenas condiciones" desde Francia, país que lo extraditó el 11 de diciembre de 2011, y aunque en la cárcel donde está recluido se ha "procurado mantenerlo estable (...) no nos vamos a engañar" que tiene patologías y antecedentes clínicos que complican su salud, dijo.

En un informe anterior del Instituto de Medicina Legal sobre Noriega enumeraba una serie de tratamientos a los que el general debe ser sometido, bajo riesgo de muerte en caso contrario.

Desde que está preso en Panamá, Noriega ha ingresado varias veces al hospital aquejado por hipertensión, una isquemia cerebral y coágulos en una pierna. También ha sufrido dos derrames cerebrales, tiene una enfermedad coronaria y una patología cerebral denominada meningioma, un tumor benigno, y depresión.

Noriega fue derrocado en una cruenta invasión militar de Estados Unidos en 1989. Antes de ser extraditado a Panamá, cumplió 21 años de cárcel en Estados Unidos y Francia, por narcotráfico y lavado de dinero.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes


Tu emisora... Parte de tu vida