FMI recomienda a Panamá seguir atrayendo inversión extranjera

Panamá (EFE). Centroamérica tiene que mejorar su clima de negocios e incentivar la inversión privada para que su producción crezca, mientras que el Caribe tiene que consolidar su posición fiscal e impulsar el crecimiento, indicó hoy el subdirector de Estudios Regionales para América del FMI, Luis Cubeddu.

El desafío de Panamá, en cambio, está en saber manejar los buenos tiempos de que goza y continuar, en términos generales, atrayendo la inversión privada, interna y extranjera, aseveró Cubeddu durante la presentación en esta capital del informe sobre las perspectivas económicas de Centroamérica, el Caribe y Panamá del FMI.

El funcionario indicó que la situación de Panamá difiere de la regional porque su desempeño económico está trazado por el comercio mundial, mientras que Centroamérica y el Caribe dependen de las remesas y del turismo, respectivamente, algo vinculado a la marcha de Estados Unidos y otras economías fuertes, afectadas por la crisis financiera internacional que estalló en 2008.

No obstante, explicó que Centroamérica dio muestra de recuperación en 2010 por el incremento de las exportaciones y de las remesas familiares, pero estas últimas aún están por debajo de los niveles de antes de la crisis, debido a la debilidad del mercado laboral en Estados Unidos, sobre todo en la construcción.

Es por ello que Centroamérica, en general, tiene que hacer mucho más en políticas de oferta, mejorar el clima de negocios, incentivar la inversión privada y de esta forma "hacer que el producto potencial de cada país y su capacidad de producción crezca", aseveró el analista del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Agregó que Centroamérica tendrá en 2011 un crecimiento potencial del 3 y 4 por ciento, muy por debajo del potencial de Panamá y de otras economías de Suramérica.

Panamá tuvo un crecimiento de 7,5 por ciento del PIB en 2010, incremento que se prevé se mantenga este y el próximo año con tasas de expansión cercanas al 8 por ciento.

Según Cubeddu, la situación del Caribe es mucho más grave y por ello los desafíos son aún mayores.

"A diferencia de Centroamérica, los ratios de deudas del PIB para el Caribe son muy elevados y rondan en promedio al cien por ciento, por lo que tiene el desafío de consolidar su posición fiscal, reducir la deuda activa en el tiempo y de esta manera impulsar el proceso el crecimiento", añadió.

Según el informe, la débil demanda externa y los altos niveles de deuda pública en el caribe "han reprimido la actividad económica en los últimos dos años en buena parte de la región, la cual también se ha visto afectada por catástrofes naturales".Debido a ello, y pesar de que el turismo se ha estado recuperando gradualmente, se proyecta que la economía del Caribe, excluyendo a Haití y la República Dominicana, crecerá un promedio del 2 por ciento este año.

"El enfoque en el Caribe tiene que ser consolidar su posición fiscal, asegurando también mantener su competitividad y, en ese sentido, tener cuidado de las políticas relacionadas a los salarios", precisó Cubeddu.

Por su parte, la jefa de la misión del FMI en Panamá, Corinne Deléchat, dijo que este país debe mantener una política fiscal prudente, con el objeto de reducir la deuda pública y tener un "colchón" para las políticas públicas en caso de un shock externo.

"También debe continuar trabajando en mejorar la competitividad y la calidad del marco regulatorio, para continuar atrayendo la inversión privada, extranjera y doméstica, y mejorando la calidad de los servicios públicos", agregó.

Apuntó que las autoridades panameñas deben seguir trabajando en el fortalecimiento del sistema financiero y mejorar la supervisión bancaria, que no regulan a las grandes cooperativas que funcionan como bancos.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Reportero Ciudadano: Envía las fotos y videos AQUÍ

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes