Familias de holandesas desaparecidas quieren saber cómo murieron

Las familias de las dos holandesas desaparecidas en Panamá en abril, y cuyas muertes fueron confirmadas con pruebas de ADN realizadas a restos encontrados en la zona de la desaparición, esperan que las autoridades panameñas ofrezcan explicaciones sobre cómo murieron las jóvenes.

El portavoz de los familiares, Jerome Van Passel, dijo a Efe que los padres de Lisanne Froom, de 22 años, y Kris Kremers, de 21, quieren que el Ministerio Público (Fiscalía) panameño explique si la muerte de las jóvenes fue a causa de un accidente o si barajan otras hipótesis.

Van Passel expresó el deseo de los familiares de que las autoridades panameñas reinicien la búsqueda de evidencias o indicios en la zona de la desaparición, ya que entienden que se había suspendido por el mal tiempo.

Los familiares también solicitarán a las autoridades panameñas, según adelantó Van Passel, el contenido de una cámara fotográfica y la información de los celulares que fueron encontrados con otras posesiones de las jóvenes en el interior de una mochila.

Las autoridades panameñas confirmaron oficialmente que laspruebas de ADN realizadas a restos óseos encontrados la semana pasada en una zona remota del oeste panameño son compatibles con Kris Kremers, después de que los análisis hubieran reflejado anteriormente de que otros de los restos hallados correspondían a Lisanne.

"Este resultado es confirmado, por parte del Ministerio Público, el día de hoy cuando se recibe el informe final de la prueba científica realizada por parte del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses (IMELCF)", indica el comunicado difundido este miércoles por la Fiscalía panameña refiriéndose a Kremers.

La fiscal panameña responsable de la investigación, Betzaida Pitti, confirmó el pasado lunes que "uno de los hallazgos pertenece a la joven Lisanne", después de haber hecho las primeras y pertinentes comprobaciones de ADN.

La semana pasada se encontraron unos restos óseos junto a algunas prendas de vestir en una zona selvática cercana donde se vio la última vez con vida a las holandesas, en la localidad de Boquete, provincia de Chiriquí, fronteriza con Costa Rica.

"Es un capítulo muy oscuro en el que aún quedan muchas preguntas que ensombrecen el fatal desenlace de Kris y Lisanne. Sólo hay una forma de encontrar respuestas para esta familia: continuar la búsqueda", indica un comunicado emitido esta madrugada por la familia Kremers, cuando ya sabían los resultados de las pruebas de ADN.

La experta forense Silvia de Vandel precisó el lunes que el fragmento óseo cuyo material genético ha coincidido con las muestras de ADN enviadas desde Holanda por los padres de Lisanne corresponde a parte de un pie.

De Vandel adelantó entonces que quedaba por analizar partes encontradas de una pelvis "para poder determinar si este otro elemento óseo pertenece a Lisanne o a Kris".

La forense del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses resaltó que los restos estaban "en un avanzando estado de descomposición" por lo que dijo que era muy pronto para presumir la causa de la muerte y cuándo ocurrió.

La fiscal Pitti sostuvo que el Ministerio Público (Fiscalía) ha insistido en que continuará la investigación del caso.

"Ahora mismo no hay nadie bajo investigación" por la desaparición de las holandesas, "aún está muy temprano para decir alguna hipótesis. Vamos a seguir buscando" en el área de la cordillera Talamanca, "pero como es (un lugar) tan inaccesible y peligroso lo vamos a hacer correctamente", aseveró la fiscal.

Las jóvenes holandesas fueron declaradas desaparecidas el pasado 2 de abril cuando un guía turístico de la localidad de Boquete, en donde ambas se hospedaban, dio aviso a la Policía de que no habían regresado a dormir en la víspera.

Las muestras óseas y otros hallazgos, entre ellos unas zapatillas, sometidos a pruebas de ADN fueron recolectados el jueves pasado por la propia fiscal Pitti en una zona selvática y aislada conocida como Río Culubre, en la provincia occidental de Bocas del Toro, vecina de Chiriquí.

En esa misma vasta e inhóspita zona de Culubre fue encontrada por lugareños semanas atrás una mochila con pertenencias de Lisanne y Kris, las primeras evidencias en el marco de la investigación por la desaparición de ambas.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes


Tu emisora... Parte de tu vida