Giménez: penalización por evasión fiscal es una presión de organismos internacionales

A juicio de la analista financiera, Irene Giménez, la intención de penalizar la evasión fiscal en Panamá por parte del Gobierno, es una presión de los organismos internacionales principalmente de los países con intereses particulares, lo que calificó de inmoral.

" Hay intereses internacionales, no hay recomendaciones para que les vaya bien a los países ni nada, aquí hay presiones internacionales que normalmente responden a objetivos e intereses particulares de los países con mayor peso en esos organismos", expresó Giménez, quien dijo estar en contra de la criminalización de la evasión impuesto.

Señaló que en Panamá la evasión fiscal, que se trata de ocultar o no pagar los impuestos, solo es considerado una falta administrativa y debería mantenerse de esta manera, donde si no se pagan los impuestos o intenta utilizar algún tipo de escape para la tributación, la persona pueda ser sancionada administrativamente por medio de multas y hasta remate de sus bienes por el no pago.

La analista financiera explicó que la presión de los organismos internacionales se debe a que cuando viene un requerimiento de otro país donde la evasión fiscal es un tema penal, Panamá no puede compartir información, toda vez que sería una violación al sistema y no se puede violentar el sistema panameño para cumplir con otros países "ahí es donde viene la presión para que Panamá lo declare delito".

De igual forma advirtió que el cambio a un sistema de criminalización de lo que hoy se conoce como una falta administrativa pudiera tener consecuencias negativa, "el problema es que dejar que se criminalice este acto en manos discrecionales de políticos va a servir para una persecución política".

Ante esto manifestó que Panamá tiene que tomar una actitud firme respecto a las reglas " hay que pararse firme y empezar a ejercer lo que realmente es la soberanía de un país".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes


Tu emisora... Parte de tu vida