El Gobierno de Panamá busca mecanismo para reanimar a la Zona Libre de Colón

El gobierno de Panamá propone un paquete de auxilios, que no rompa el equilibrio fiscal, para reanimar a la Zona Libre de Colón, al que califica de " paciente en cuidados intensivos", anunció hoy el ministro panameño de Comercio e Industrias, Augusto Arosemena.

El jefe del Ministerio de Comercio e Industrias (Mici) explicó en rueda de prensa, aunque no precisó números, que el año ha empezado con cifras deprimidas para la Zona Libre de Colón (ZLC), el principal puerto franco del hemisferio, ubicado en la costa caribeña de Panamá, por lo que urge la asistencia del gobierno " dentro de la medida de lo posible, para que no caiga en coma".

" No podemos esperar que este enfermo en estado crítico se levante con sus propias fuerzas, por eso estamos proponiendo a los empresarios una serie de acciones, pero ellos tienen que estar de acuerdo, para poder aplicarlas, porque es delicado el asunto, no podemos afectar el equilibrio fiscal", especificó.

De acuerdo con Arosemena, la ZLC está afectada por la devaluación general de las monedas latinoamericanas frente al dólar estadounidense -la divisa que usa Panamá-, además de por la crisis interna de Venezuela y Colombia, y porque " hay que revisar su modelo de negocio, que ya está agotado".

El ministro sostuvo que, personalmente, su meta es que " antes que termine el primer semestre de 2016 debe haber una solución en marcha".

" Espero que los empresarios, con los que me voy a reunir mañana, acepten la propuesta y que sientan que es una solución de verdad, mientras termina la consultoría que nos permitirá conocer como cambiamos el modelo de negocio que sirva a mediano y largo plazo".

Adelantó que se toma en consideración los aranceles y tasas que se cobran a los usuarios, de los cuales confirmó que ya administrativamente desde inicio de año se redujo 50 % el costo de la licencia de operación, de 5.000 a 2.500 dólares, y se está revisando el pago por movimiento de contenedores, que es de 150 dólares cada uno.

" Tenemos también en segundo debate en la Asamblea Nacional una ley de modernización de la Zona Libre de Colón, que involucra la gobernanza, los incentivos fiscales, etcétera", apuntó.

Arosemena comentó que la creación de Colón Puerto Libre, en 16 calles de la ciudad atlántica del mismo nombre que están en reconstrucción, será "uno de los elementos" que ayudará a la ZLC "pero no la solución total" para sus problemas, que reiteró obedecen a una coyuntura internacional de depresión del comercio.

La ZLC, fundada en 1952, alberga unas 3.000 empresas, de las que varias decenas cerraron a principio de 2016 y reporta decrecimiento en sus transacciones anuales del 12 % promedio en los últimos dos años y despidos de unos 9.000 empleados, de un total de 20.000.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes


Tu emisora... Parte de tu vida