Gobierno hará millonarias inversiones en Bocas del Toro

Panamá (EFE).- Mientras el Gobierno de Ricardo Martinelli informó hoy de millonarias inversiones en la provincia panameña de Bocas del Toro, escenario de disturbios por la demanda de derogar la ley 30, gremios organizados anunciaron un nuevo paro y protestas en agosto si no se elimina la polémica norma legal.

Los incidentes de la semana pasada en la ciudad occidental panameña de Changuinola, Bocas del Toro, a orillas del Mar Caribe, que se saldaron con dos muertos y 185 heridos, según el Gobierno, llevaron a Martinelli y un grupo de sus ministros a visitar ayer esa población y reunirse con sus líderes, según explicaron portavoces oficiales a periodistas.

Además de reiterar el "mea culpa" de días pasados, Martinelli enfatizó que él es el único responsable "por ser el Presidente de la República" y enfatizó: "esto nunca debió suceder".

Ofreció ayuda a las familias de los dos trabajadores bananeros muertos en los enfrentamientos, caídos por los disparos de perdigones de la policía según se ha reconocido oficialmente, e indemnizaciones y jubilaciones a los 67 indígenas impactados con esta misma munición en sus ojos por los agentes del orden.

"Indudablemente los enfrentamientos, los heridos y las muertes nunca debieron ocurrir, todos tenemos algún nivel de responsabilidad en ellos; asumo la mía, no soy perfecto, pero tengo la valentía de reconocer mis equivocaciones y de hacer las acciones necesarias para corregirlas", sostuvo el mandatario en una declaración de hoy.

El inicio de un programa de construcción masivo de viviendas, el adelanto del pago de la beca universal a los escolares en Changuinola y la construcción de un Centro de Atención Primaria de Salud Interactivo (MINSA-CAPSI), en esta área de Bocas del Toro, también figuran entre los proyectos anunciados, por más de cien millones de dólares.

Mientras tanto, en la capital panameña, la plataforma multisectorial que también rechaza la ley 30, conocida como "ley chorizo" porque incluye nueve temas distintos bajo el título de desarrollo de la aviación comercial, declaró que no es suficiente lo enunciado por el Gobierno.

El Frente Nacional por los Derechos Económicos y Sociales (Frenadeso) anunció que convocará otra huelga de 24 horas en agosto si el Gobierno no deroga la ley 30, que modifica el derecho a huelga, la afiliación sindical, la ley de la Policía Nacional para que un agente no sea detenido si comete un delito durante su servicio, entre otros cambios.

El pasado 13 de julio se celebró una huelga nacional que fue apoyada en un 80 por ciento por los sectores magisteriales y de la construcción, considerados los sindicatos más fuertes del país, miembros de Frenadeso.

Los dirigentes gremiales, entre otras actividades, también convocaron a un foro abierto el próximo jueves en la Universidad de Panamá y retaron al Gobierno a asistir para analizar "a fondo" la ley 30.

El Gobierno, cuyos portavoces han dicho que los sindicalistas no se han leído la ley, no ha contestado si irá.

Mientras tanto, hoy se celebraron las honras fúnebres de los dos muertos en los incidentes de Changuinola, sin que se reportaran incidentes.

El legislador opositor Leandro Ávila, del Partido Revolucionario Democrático (PRD), reiteró en un programa de televisión difundido hoy que, además de los dos trabajadores bananeros muertos, tienen información de otras cuatro víctimas, entre ellos niños, supuestamente por asfixia por el uso de gases lacrimógenos.

El ministro de Salud de Panamá, Franklin Vergara, presente en el mismo programa, no desmintió ni confirmó esta aseveración, aunque el procurador suplente del país, Giuseppe Bonisi, anunció en días pasados una investigación de oficio de los incidentes.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Reportero Ciudadano: Envía las fotos y videos AQUÍ

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes