Gobierno reconoce que forma de aprobar Ley 30 causó protestas

Panamá ( EFE). El Gobierno de Panamá reconoció hoy que la manera en que se aprobó la polémica Ley 30, ya derogada, " prendió" los ánimos y las protestas de julio pasado en la provincia occidental de Bocas del Toro que dejaron un saldo oficial de dos muertos y más de 700 heridos.

" La forma como se legisló de una forma u otra prendió un poco los ánimos de ciertos sectores", manifestó hoy a periodistas el vicepresidente y canciller panameño, Juan Carlos Varela, al referirse a las conclusiones de un informe presentado la semana pasada por una comisión independiente designada para estudiar lo que sucedió.

Varela consideró como " duro" el texto, pero avaló su contenido porque es, afirmó, " un informe presentado por una comisión independiente designada por el Gobierno" y del cual se debe partir para dar con los responsables de los hechos.

" Creo que es bien importante que se deslinden responsabilidades" y " para mí", afirmó, " lo más importante de Bocas del Toro es que esto no vuelva a pasar".

La comisión concluyó que la forma en que se presentó y aprobó la Ley 30 provocó los enfrentamientos, que dejaron un saldo oficial de dos muertos, más de 700 heridos, más de 40 de estos policías y 67 personas por perdigones en los ojos, dos con pérdida total de visión.

El informe también deja abierta la posibilidad de que otras cinco personas hayan fallecido por la inhalación de gases lacrimógenos.

La ley, apodada como " chorizo", fue presentada como una reforma de la legislación en materia de aviación comercial, pero introdujo reformas en los códigos judicial, penal y laboral, y seis leyes, incluyendo la orgánica de la Policía, contemplando entre otras cosas restricciones a los derechos sindicales y de controles ambientales.

La norma fue aprobada de manera expedita con la mayoría del Gobierno en el Parlamento.

El día de la presentación del informe, el presidente, Ricardo Martinelli, acusó a " un partido de la oposición", un sindicato y a un diputado de Bocas del Toro que no identificó como "los culpables" de los enfrentamientos.

Martinelli señaló que tal vez "por miedo" la comisión no incluyó esto en el informe.

Los incidentes en Bocas del Toro concluyeron con la aprobación de una mesa de diálogo, que dio lugar a un acuerdo por el que el Gobierno retiró la polémica ley y la dividió en seis proyectos para su tramitación en el Parlamento con ajustes acordados con los diferentes sectores.

Las seis leyes ya fueron promulgadas, entra estas, una que establece que no se detendrá a policías por delitos vinculados al uso de la fuerza, una norma que sectores sindicales han denunciado ya porque, según dicen, viola los acuerdos en el sentido contrario suscritos en la mesa.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Reportero Ciudadano: Envía las fotos y videos AQUÍ

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes