Hija de Noriega dice que el Gobierno interfiere la justicia

PANAMÁ ( AFP). El gobierno del Ricardo Martinelli busca interferir en el Poder Judicial panameño para condicionar el regreso a su país del ex dictador Manuel Antonio Noriega, preso en Francia por blanqueo de dinero del narcotráfico, aseveró el lunes una de sus hijas.

" Una vez más vemos cómo el Ejecutivo busca interferir con el Poder Judicial cuando el canciller (Roberto) Henríquez decide de antemano, sin ser juez, a dónde se va a ir el general Noriega una vez en Panamá", manifestó a la AFP Sandra Noriega, una de las tres hijas del exdictador.

El canciller panameño especuló hace días con la posibilidad de que Manuel Antonio Noriega pudiera ser extraditado y encarcelado en Navidad en Panamá, país que lo reclama por tres condenas pendientes de 20 años cada una por desaparición de opositores.

Noriega "podría pasar Navidad en nuestro país, pero en una cárcel", dijo Henríquez, según publicó el diario Panamá América.

"Todavía no comprende (Henríquez) que como ministro de Relaciones Exteriores y jefe máximo de la diplomacia panameña sólo debe pronunciarse y explicar las gestiones diplomáticas que hace o, en este caso, más bien las que han dejado de hacer", dijo Sandra Noriega, quien es diputada del Parlamento Centroamericano.

Entretanto, adversarios de lo que fuera el régimen de Noriega temen que a su llegada a Panamá pueda ser beneficiado por las leyes, que permiten a una persona mayor a 70 años cumplir su condena en casa.

Noriega, de 77 años, pasó más de 20 años preso en Estados Unidos, país que lo extraditó posteriormente a Francia, donde fue condenado en 2010 a 7 años de prisión por el lavado en bancos franceses de tres millones de dólares del cartel de Medellín, en la década de 1980.

Sin embargo, el juez Henri Moyen le otorgó en septiembre la libertad condicional, aunque Noriega no ha podido dejar aún la cárcel parisina de La Santé a la espera que la justicia francesa finalice diversos procesos relacionados con tres pedidos de extradición por parte de Panamá.

El país centroamericano reclama a Noriega por los asesinatos del médico y opositor Hugo Spadafora en 1985; del capitán Moisés Giroldi en 1989 y del sindicalista Heliodoro Portugal en 1970.

Hombre fuerte de Panamá en los 80, fue condecorado por Francia con la Legión de Honor y derrocado por tropas estadounidenses durante una cruenta invasión en diciembre de 1989.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Reportero Ciudadano: Envía las fotos y videos AQUÍ

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes