Incendio en la Plaza 5 de Mayo devela el drama de los extranjeros en Panamá

El drama que viven los extranjeros al soñar mejores oportunidades en Panamá ha quedado al desnudo con el incendio de la pensión la Primavera o mejor conocida como la Rosita, ubicada en la Plaza 5 de Mayo.

Al mediodía de este lunes varios de ellos estaban frente al edificio derruido hace 24 horas por las llamas, en espera de una respuesta de las autoridades o de la solidaridad de los ciudadanos.

De las 49 personas que quedaron damnificadas, 22 de ellos son extranjeros, según reveló un informe oficial. Llevan algunos, hasta 14 años de haber hecho de esta pensión, su hogar.

Han pagado día con día entre 6 y hasta 10 dólares para alojarse, relataron. Sin embargo, al sol de hoy nadie que pudiera responder por el inmueble aparece.

Un ecuatoriano clamó por ayuda, porque ha quedado sin ropa y sin zapatos, aunque destaca que tiene consigo a su familia. Mientras que uno de sus compatriotas asegura ser de buena paga, porque nunca dejó de pagar por su estadía.

Más adelante otra mujer lamenta haber perdido todos sus documentos. Por su testimonio se puede deducir que busca naturalizarse para poder trabajar como vendedora. 

Otra de las residentes de la Rosita, es Dulce Ana, una trabajadora sexual conocida en Panamá y a quien no le quedó más que lamentar el siniestro que los dejó en la calle. "Solamente el que lo vive, lo sabe", sentenció.

Mientras las autoridades investigan las causas del siniestro que paralizó la Plaza 5 de Mayo la mañana del domingo; miembros de la Iglesia Evangélica y personal de la Alcaldía entregaron ropa y comida caliente a los damnificados.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes


Tu emisora... Parte de tu vida