"Interconexión eléctrica no afectará el tapón del Darién"

Panamá ( EFE). La interconexión eléctrica entre Colombia y Panamá no supondrá ningún tipo de problema ni daño ambiental en el tapón del Darién, una densa área selvática que sirve de frontera entre ambos países, afirmaron hoy expertos en un encuentro en el que se analizaron los avances del proyecto.

" No se prevé problemas ambientales ni que los haya con el tapón del Darién, que es un sector con una producción vegetal amplia y (en el que) una línea eléctrica no causará problemas de ese tipo", dijo a los periodistas el administrador de la Autoridad de los Servicios Públicos de Panamá (Asep), Denis Moreno.

Aunque aún no se ha decidido por dónde se va a construir la línea, se baraja, en vez de un tramo marítimo, la opción menos costosa de que una parte sea por tierra firme y otra por la zona de costas, sin afectar el tapón del Darién, indicó Moreno.

También señaló que este proyecto tiene un componente de estudio de impacto ambiental que, aseguró, " va a ser sometido a la consulta ciudadana a través de la Autoridad Nacional del Ambiente (Anam), porque un tramo va por Panamá".

" En ambos casos (en Colombia y Panamá) hay un proceso consultivo a la ciudadanía, y la línea no se ejecutaría si no se establecen los pasos para que la ciudadanía pueda aportar ideas y sugerencias", precisó.

Igualmente, Moreno agregó que el proyecto, que se prevé que costará unos 500 millones de dólares, será financiado por la Corporación Financiera Internacional (CFI) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), entidades que, según dijo, " son exigentes en el tema del cumplimiento ambiental".

La línea de transmisión eléctrica irá desde la subestación colombiana de Cerromatoso, en el departamento de Córdoba, unos 300 kilómetros al sur de la costa del Caribe, hasta la subestación Panamá II, en el sector de Pedregal, en la provincia de Panamá, con un recorrido de unos 614 kilómetros.

La empresa binacional Interconexión Eléctrica Colombia-Panamá (ICP), conformada a partes iguales por Interconexión S.A. (ISA) de Colombia y por la Empresa de Transmisión Eléctrica S.A. (ETESA) de Panamá, se encargará de construir y operar la línea de transmisión.

La ICP opera en Panamá desde abril de 2009.

En su primera fase, la línea tendrá capacidad de transporte de energía de 300 megavatios, con la posibilidad de que pueda ampliarse hasta los 600 MW en una segunda fase, señaló el director de la Comisión de Regulación de Energía y Gas de Colombia (Creg), Javier Díaz, que también participó en el encuentro.

Esto será así, explicó Díaz, " dependiendo de su financiación y del interés de los mercados, tanto en Centroamérica como en Colombia, de hacer las transacciones" de compra de energía.

Denis Moreno dijo que el encuentro de hoy sirvió para que la Asep y la Creg presentaran a los agentes de mercado de Panamá, Colombia y América Central los avances en la regulación operacional y comercial de la interconexión eléctrica colombo-panameña.

Explicó que este es un proyecto de la empresa privada en el que no se invertirán fondos del Estado, que fue la idea original, sino que se financiará a través del mecanismo de subasta de capacidad de la línea, donde agentes de mercado comprarán paquetes de energía en el futuro, dinero que se utilizará para construir la línea.

" La línea, de obtenerse los fondos a través de subasta, se podría estar construyendo entre 2011 y 2012, con una fecha estimada de terminación entre 2014 y 2015", añadió Moreno.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Reportero Ciudadano: Envía las fotos y videos AQUÍ

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes