Interpol se remite a Panamá sobre la supuesta "alerta roja" contra Martinelli

Interpol se remitió hoy a las autoridades panameñas, las únicas con potestad para "hacer comentarios sobre personas específicas", al respecto de la supuesta "notificación roja" para la detención del expresidente panameño Ricardo Martinelli (2009-2014).

La notificación roja es una solicitud de detención provisional de una persona con miras a su extradición, publicada por la Secretaría General (ubicada en Lyon) a petición de un país sobre la base de una orden de detención nacional en vigor.

En una respuesta escrita a preguntas de Efe, Interpol dijo que la información que sus 190 Estados miembros le transmiten "sigue siendo propiedad del país miembro que la ha comunicado", por lo que no puede comentarla "salvo en circunstancias excepcionales y con autorización previa".

Interpol recordó que los países miembros pueden optar por publicar una versión abreviada de la notificación roja en su sitio web, si así lo desean.

"Si no se publica una notificación roja puede deberse a que no se ha solicitado o emitido ninguna notificación de este tipo sobre esa persona o a que el país solicitante ha pedido que no se haga pública", aclaró.

La abogada de Ricardo Martinelli, Alma Cortes, y su portavoz, Luis Eduardo Camacho, desconocen y dudan de que exista esa notificación roja contra el exmandatario panameño, según aseguraron ayer a Efe.

Sin embargo, el comisionado de la Dirección de Investigación Judicial (DIJ) de Panamá, Marcos Còroba, había asegurado previamente que Interpol se dispone a emitir "una alerta roja" para proceder al arresto de Martinelli, esté donde esté.

Martinelli, que fue presidente de Panamá entre 2009 y 2014 y hace más de dos años se exilió en EE.UU, afronta en su país al menos una docena de causas penales, una de ellas por ordenar escuchas ilegales a un centenar de opositores y por la que tiene orden de detención y petición de extradición.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes


Tu emisora... Parte de tu vida