Investigan vinculación de cañones piratas con Henry Morgan

Panamá (EFE). El Gobierno panameño y expertos de Estados Unidos verifican nuevos hallazgos vinculados al pirata Henry Morgan (1635-1688), entre estos seis cañones que se supone son parte de los 22 que perdió el pirata inglés en una expedición antes de quemar la antigua ciudad de Panamá en 1671.

Funcionarios de Patrimonio Histórico del Instituto Nacional de Cultura, del Patronato de las Ruinas de Panamá La Vieja y dos arqueólogos estadounidenses dijeron a los periodistas que los artefactos son sometidos a un proceso de restauración para certificar si son de la flota de Morgan.

Los cañones fueron reflotados por un equipo de arqueólogos estadounidenses en agosto pasado en un arrecife de poca profundidad en la desembocadura del río Chagres, en la zona del mar Caribe panameño, donde antes del ataque a Panamá se hundieron unos cuatro barcos de Morgan, entre estos su buque insignia "Satisfaction".

El presidente del Patronato de Panamá Viejo, Ernesto Boyd, dijo que "se presume que los cañones pertenecen al pirata inglés" porque se hallaron en el mismo lugar donde zozobró parte de su flota en 1671.

Sin embargo, Boyd señaló que esto no se sabrá con certeza hasta cuando termine, en unos dos años, el trabajo de restauración que están realizando a estos vestigios arqueológicos científicos del Instituto Smithsonian en Panamá.

Los cañones serán limpiados de las incrustaciones de corales y sometidos a exámenes de rayos equis para detectar rastros de pólvora.

Boyd añadió que los cañones son parte del patrimonio nacional y cuando se confirme su vinculación con Morgan serán exhibidos en la sala del Museo de Panamá la Vieja dedicada a la piratería.

Tampoco se descarta construir una réplica de la nave insignia de Morgan, la Satisfaction, para ser exhibida como atracción turística.

Por su parte, Frederick Hanselmann, arqueólogo y profesor de la Universidad de Texas que participó en el hallazgo, dijo que seguirán analizando el origen de los cañones, pero que tras investigaciones "serias", la revisión de archivos históricos y, según lo que se ha visto hasta ahora, y "si todo va bien", se confirmará que "son de Morgan".

El secretario general del Instituto Nacional de Cultura (Inac) de Panamá, Raúl Castro, coincidió en que el tamaño de los cañones, que eran de los utilizados por los piratas de la época, de entre dos y cinco pies (0,61 a 1,5 metros) de largo y doce pulgadas (0,30 metros) de ancho, indica "que en efecto pueden haber sido de las naves de Morgan".

La primera prospección arqueológica de los vestigios culturales sumergidos en la boca del río Chagres comenzó en 2008, con el apoyo de entidades estadounidenses como el Instituto Waitt, la Universidad de Texas, la National Oceanic and Atmospheric Administration, y del Inac de Panamá.

Las investigaciones subacuáticas realizadas en 2008 produjeron el hallazgo de artefactos arqueológicos procedentes de más de 500 años de actividades marítimas en la boca del Chagres, incluyendo los 22 cañones que se presume son de la flota pirata de Morgan.