Joven estadounidense zarpa de Panamá en procura de marca

PANAMA (AP). Tras una semana de descanso, un joven marinero estadounidense zarpó ayer martes en su barco de vela desde una marina en Panamá con rumbo a California, para completar su recorrido de casi un año alrededor del mundo con el que busca implantar un récord.

Zac Sunderland, de 17 años y originario de Thousand Oaks, California, aspira a convertirse en el marinero más joven que le da la vuelta al mundo en un yate y sin compañía, en una aventura que comenzó en junio del 2008 en Marina del Rey, situada en ese estado occidental de Estados Unidos.

El chico navegará por las aguas del Océano Pacífico y espera atracar a mediados de junio en su destino de California, es decir una travesía final que le tomará aproximadamente tres semanas.

De acuerdo a los récords mundiales Guinness, el marinero más joven en navegar alrededor del planeta fue el australiano David Dicks, de 18, en 1996.

"Este ha sido un viaje estupendo. Ha sido un año bastante loco, pero muy bueno, y será excelente regresar a casa y ver a mis amigos de nuevo", manifestó Sunderland a la AP la semana pasada luego de cruzar el Canal de Panamá y atracar en la marina de Amador, a la entrada por el Océano Pacífico.

"Esta (en Panamá) es la última parada antes de llegar a California. Tengo mucha navegación por delante, tengo que subir por México y todo aquello antes de llegar a casa", agregó el chico marinero, delgado y de cabello largo.

El joven aventurero navega en su yate "Intrepid (Intrépido)", de 36 pies de largo (11 metros), el cual adquirió con dinero prestado por su padre y que le piensa pagar con las ventas de un libro en el que narrará su aventura en el mar.

Dijo también que estaba preparando un documental sobre el viaje y para lo cual contaba con cámaras a bordo.

El recorrido de Sunderland incluyó Hawai, Islas Marshall, Papua Nueva Guinea, Australia, Madagascar, Cabo de Buena Esperanza, el Caribe, entre otros puntos alrededor del mundo.

Sunderland lleva el mar en su sangre. Su padre, que trabaja en una fábrica que construye yates y veleros, lo involucró desde su niñez en la vida de la navegación.

En cada punto en que ha atracado durante el viaje, se ha encontrado con su padre que desea verlo y constatar que todo marcha bien. Mientras que su madre se encarga de actualizar su página en la web.

Los problemas no fueron ajenos en altamar, pero Sunderland dijo que está preparado para resolverlos, como cuando tuvo que reparar un daño en el mástil.

Padre e hijo se mantienen en comunicación por teléfono satelital.

El joven marinero vivió toda clase de experiencias a lo largo de estos meses, pero el cruce por el canal le encantó.

"Es un sistema que cumple casi 100 años y es sencillamente impresionante ver cómo funciona", dijo en una entrevista aparte con la oficina de comunicación de la Autoridad del Canal de Panamá, la cual fue enviada a la AP. "Ha sido una experiencia que recordaré siempre".

El bote pagó un peaje de 500 dólares en su tránsito por la vía interoceánica y necesitó de cuatro pasacables y un práctico a bordo que sirvió como guía durante el recorrido.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Reportero Ciudadano: Envía las fotos y videos AQUÍ

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes