Juez de Paz de San Miguelito renuncia al cargo por considerar salario "irrisorio"

El abogado Eliécer Plicett pasó dos días como Juez de Paz en el corregimiento de Rufina Alfaro de San Miguelito y renunció.

Antes se había desempeñado como corregidor y con la entrada en vigencia de la Justicia Comunitaria de Paz decidió aplicar para el proceso y fue el único de los antiguos corregidores considerados, sin embargo hoy está decepcionado por el salario de mil dólares y que a su parecer es "irrisorio".

"No se le hace honor al cargo, porque uno de los requisitos es ser abogado y usted como abogado que ama la profesión no puede ejercer el cargo con todas las limitaciones de la ley", expresó Plicett en Telemetro Reporta y dijo que prefiere retirarse para ejercer en la práctica privada.

"Cuando en mi casa no tengo solventado el bienestar de mi familia, entonces prefiero litigar y no puedo aceptar el cargo porque el salario es irrisorio", añadió. Según el abogado, se había considerado en un principio el salario de 2 mil dólares con apoyo del Gobierno Central, sin embargo aseguró que hay Jueces de Paz cobrando 800 dólares en Arraiján.

Pero el problema salarial que denuncia Plicett, no es el único inconveniente que ha encontrado la Justicia Comunitaria de Paz, según el abogado Jaime Sánchez.

Sánchez denunció que en una demanda de desalojo que presentó ante la Casa de Justicia Comunitaria de Paz de Cerro Silvestre y Demóstenes Arosemena de Arraiján, una juez sobrepasó sus competencias para actuar como mediadora.

La Justicia Comunitaria de Paz entró a regir el 2 de enero de 2018 en las provincias de Panamá, Colón, Darién, Panamá Oeste, las comarcas Kuna de Madungandí, Wargandí y en Puerto Obaldía de la comarca Guna Yala.


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes


Tu emisora... Parte de tu vida