Magistradas se acogen al término de 30 días para fallar tras juicio contra Gilberto Ventura

Tras más de 12 horas, el juicio contra el dominicano Gilberto Ventura Ceballos culminó sin un fallo en firme, toda vez que las magistradas del Segundo Tribunal Superior de Justicia presidido por Georgina Tuñón se acogieron al término de 30 días para emitir una decisión.

Durante la fase de alegatos de la maratónica audiencia, el fiscal superior, Julio Villarreal solicitó a las magistradas la pena máxima para Ventura Ceballos, por los delitos de secuestro y homicidio, petición que fue secundada por los querellantes en el proceso.

Por su parte el abogado Rogelio Cruz, defensa del dominicano pidió a las magistradas declarar la nulidad de la audiencia, así como el traslado de centro penitenciario de su cliente.

Estas solicitudes de la defensa fueron objetadas por Villarreal, por lo que el Tribunal se acogió al plazo de 30 días para emitir un fallo.

Al inicio de la audiencia Cruz solicitó un plazo de tres mese adicionales para la preparación del caso, debido a que lo consideraba complejo y argumentó que no estaba preparado para el mismo toda vez que no se le había permitido discutir el expediente con su defendido, a quien además se le violaron los derechos fundamentales.

Ante esto el fiscal señaló que esta postura de la defensa solo buscaba dilatar el proceso y enfatizó en que la audiencia solo se podía posponer una sola vez y que el defensor mantenía suficiente conocimiento del caso para ejercer la defensa. Además dijo que una reprogramación sería una falta de respeto para los familiares de las víctima.

Por su parte los abogados querellantes Samuel Quintero y Balbino Rivas sustentaron que la defensa tenía pleno conocimiento del expediente, ya que fue abogado del imputado desde el inicio de la causa; el Tribunal de la causa negó la solicitud.

Luego de esto la defensa presentó un certificado de incapacidad el cual fue objetado por Villarreal quien mencionó que la admisión del documento era una falta de respeto a los presentes ya que fue presentada 10 minutos después de haber permitido deliberar otras consideraciones.

El Tribunal deliberó acerca de la incapacidad y no fue acogida, ya que no existía la razón por la cual fue presentada, ni cual era enfermedad padecida.

Durante la audiencia Ventura se declaró inocente y asumió ejercer su defensa, la cual fue negada por el Tribunal, argumentando que nunca pudo leer el expediente, ni conversar con su abogado.

Mientras que los abogados querellantes presentaron pruebas documentales para su admisión, una guardaba relación con las múltiples identificaciones del imputado y la otra, una demanda en contra de este presentado por una de las víctimas, la cual fue admitida, mientras que la defensa también presentó una prueba extraordinaria sobre una condena a un miembro de la Policía Nacional, la cual fue negada rotundamente por el Tribunal.

Además de los cargos de homicidio y secuestro en el caso de los cinco jóvenes, también es acusado de evasión y asociación ilícita para delinquir. El juicio al principal señalado por estos crímenes se lleva a cabo 7 años después del macabro hallazgo de los cuerpos en el sector de El Trapichito, de La Chorrrera.

Ventura Ceballos, quien se fugó de la cárcel La Joyita el 28 de diciembre del 2016, fue recapturado el pasado 22 de septiembre en el área de Jacó, Costa Rica luego de un seguimiento policial. Al momento de su captura al dominicano se le encontró una cédula de identidad colombiana con el nombre de Carlos Alberto Aguirre Valencia, además se había realizado un cambio de imagen para evadir a las autoridades.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes


Tu emisora... Parte de tu vida