Marinos panameños recurren a barcos piratas para graduarse

El plan de estudio de la ingeniería náutica incluye en su último año la práctica profesional, por lo que los estudiantes necesitan embarcarse, sin embargo la tarea de conseguir un barco no es nada fácil e incluso muchas veces recurren a embarcaciones que no cuentan con las regulaciones o convenios marítimos, por lo que se denominan “piratas”.

Esta realidad sale a la luz pública, tras la muerte de la cadete de marina mercante Dayra Kariani Wood Pino, de 22 años, quien falleció a bordo del petrolero de bandera panameña "El Valencia".

Durante la edición matutina de Telemetro Reporta, el capitán José Pablo González manifestó que las universidades no están cumpliendo con la oferta académica, que muchas veces ayudan a embarcar a algunos estudiantes y a otros no, y que muchos recurren a los barcos piratas.

González explica que el año de práctica es parte de la formación académica, la cual no se está cumpliendo al 100%.

Los cadetes Javier Bolívar y Annika Bulgin contaron sus experiencias al ubicar un barco para cumplir con su práctica profesional y recibir su licencia de marinos. Los estudiantes deben pagar una matrícula de embarque de 175 dólares a la universidad y muchas veces deben invertir más para pagarle a una persona que le consiga un barco, al encargado de enrolar o para trasladarse hasta el puerto donde deben abordar que muchas veces es en otro país.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes


Tu emisora... Parte de tu vida