Martinelli aboga por trato humanitario para Noriega

Panamá ( EFE). El presidente panameño, Ricardo Martinelli, abogó hoy porque al exgeneral Manuel Antonio Noriega le sea dado un trato humanitario durante su traslado a Panamá desde Francia, que podría concretar su extradición entre "septiembre u octubre" próximos.

Aunque Martinelli descartó que Noriega, de 77 años, sea traído a Panamá en el avión presidencial, opinó que durante su traslado no debería ser esposado, con el argumento de que se trata de un hombre de avanzada edad que no representa ningún peligro.

" Aquí nadie lo va a buscar en el avión presidencial (...) viene en un viaje comercial" acompañado de " custodios panameños", que lo buscarán en Francia cuando se concrete la extradición, lo que podría ocurrir entre " septiembre y octubre próximo", declaró Martinelli en una extensa entrevista con la cadena de televisión local Telemetro.

Sobre el trato que debe recibir durante el traslado, el presidente opinó que el otrora " hombre fuerte" de Panamá, que gobernó de facto este país entre 1983 y 1989, no debería ser esposado.

" A muchos les gustaría verlo con brazaletes y saliendo con esposas, pero yo creo (...) es un señor de 70 y pico de años, que no se va a escapar ni representa un peligro", argumentó Martinelli.

El gobernante panameño, sin embargo, reiteró que en su opinión "personal" Noriega debería cumplir en la cárcel las cinco condenas dictadas en su contra por la Justicia local, que suman más de 60 años, por casos que van desde asesinatos a delitos ambientales.

" A título personal yo creo que debe estar en la cárcel, pero hay una ley que dice que a una persona que tiene más de equis años de edad pueden darle casa por cárcel", afirmó Martinelli.

El presidente hacía referencia a la ley vigente en Panamá según la cual cuando un condenado " tenga 70 años o más" el juez podrá ordenar que la pena de prisión se cumpla en el domicilio, excepto " cuando se trate de delitos contra la humanidad o del delito de desaparición forzada".

Martinelli aseguró que será un juez el que decida si al exdictador se le otorga "casa por cárcel" o se va a "El Renacer", una prisión ubicada a unos 40 kilómetros de la capital panameña.

En todo caso, añadió, a Noriega no se le verá " paseando por el bulevar" ni " comprando en (la tienda) Saks".

La ministra panameña de Gobierno, Roxana Méndez, aseguró el martes pasado que Noriega será trasladado " directamente a una de las cárceles" en las que se estudia que puede ser recluido.

La ministra reiteró que la primera opción es la cárcel de El Renacer, donde al exgeneral le espera una celda que ha sido acondicionada para sus problemas de movilidad y que compartirá con otros ocho reos, según dijo Martinelli en junio pasado.

Ante su avanzada edad y problemas de salud, los abogados de Noriega en Panamá han adelantado que tiene derecho a beneficiarse del arresto domiciliario, posibilidad que ha sido rechazada por los familiares de algunas de las víctimas del exdictador.

Antes de ser extraditado a Francia, en abril de 2010, Noriega cumplió 20 años de prisión en Estados Unidos por narcotráfico.

Noriega se entregó el 3 de enero de 1990 a las tropas estadounidenses que invadieron Panamá en diciembre de 1989 para poner fin a la dictadura militar iniciada en 1968 por el general Omar Torrijos Herrera (1929-1981), régimen del que él fue su último " hombre fuerte".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Reportero Ciudadano: Envía las fotos y videos AQUÍ

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes