Martinelli asegura que "tratado con EU no está muerto"

NUEVA YORK ( AP). El presidente panameño Ricardo Martinelli aseguró el miércoles que el tratado de libre comercio con Estados Unidos "no está muerto" y que, de hecho, beneficiaría más a Estados Unidos que a Panamá aprobarlo, con una balanza favorable para el vecino norteamericano de 4,500 millones de dólares.

" Nosotros estamos dispuestos, pero todo depende de la voluntad política del gobierno norteamericano", dijo Martinelli durante una entrevista con The Associated Press.

Martinelli realizó el comentario el mismo día que su homólogo chileno, Sebastián Piñera, aseguró que Estados Unidos debe firmar los tratados de libre comercio que tiene pendientes con Colombia y Panamá porque de lo contrario otros se le adelantarán. Piñera mencionó a China como el más inmediato competidor.

El líder panameño dijo que espera que el presidente estadounidense Barack Obama lleve el asunto ante el Congreso norteamericano después de las elecciones legislativas estadounidenses de noviembre. Agregó que el tratado de promoción comercial podría estar aprobado el primer trimestre del 2011.

" Falta Panamá, Colombia y Corea. Y el de Panamá es el menos conflictivo porque le conviene más a Estados Unidos", dijo el presidente, quien puso la cifra a favor de su vecino del norte en 4,500 millones de dólares.

Las exportaciones panameñas que entran a Estados Unidos lo hacen bajo la Iniciativa de la Cuenca del Caribe y no necesitan preferencias arancelarias porque ya las tienen, indicó el mandatario.

Congresistas estadounidenses han citado los asesinatos de trabajadores y líderes sindicales en Colombia como motivo para no firmar el acuerdo con ese país.

Respecto a Panamá, Washington quedó disgustado por la elección en 2007 como líder del legislativo panameño al entonces diputado oficialista Pedro Miguel González. Estados Unidos acusa a González del asesinato de un soldado estadounidense en 1992. González fue absuelto por ese caso en Panamá.

Martinelli también habló de narcotráfico y aseguró que mantiene una compleja agenda de seguridad, en un momento en que son frecuentes grupos armados irregulares y tráfico de drogas y de armas en la frontera con Colombia.

Panamá ha comprado 19 radares al gobierno italiano que están a punto de llegar al país y que cubrirán toda la costa panameña para interceptar lanchas o aviones cargados de drogas. El país también está instalando bases militares en las costas Pacífica y Atlántica para evitar que la droga entre a Panamá o que salga y el Servicio de Frontera realiza continuos patrullajes, indicó el líder del país.

Martinelli destacó que Panamá no tiene ninguna intención de entrometerse en los asuntos internos de Colombia cuando se trata de combatir el narcotráfico y que simplemente está protegiendo sus fronteras.

El mandatario dijo que su ministro de Seguridad, José Raúl Mulino, fue "malinterpretado" recientemente cuando visitó a su homólogo colombiano y dejó entrever que Panamá enfrentaría a grupos armados. Los comentarios generaron una fuerte controversia en torno a si Panamá se estaba metiendo en una guerra ajena.

" Panamá no tiene ninguna intención de meterse en ningún problema interno de un país hermano", dijo Martinelli. " La inseguridad desalienta la inversión, desalienta la gran cantidad de extranjeros que vienen a Panamá".

Martinelli destacó que su país es "seguro" y que "no hay secuestros".

" En Panamá en un mes no hay los asesinatos que hay en un día en una ciudad violenta", concluyó.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Reportero Ciudadano: Envía las fotos y videos AQUÍ

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes