Martinelli reitera que Noriega será repatriado "bien pronto"

Panamá ( EFE). El presidente panameño, Ricardo Martinelli, aseguró hoy que el exgeneral Manuel Antonio Noriega, preso en Francia, vendrá " bien pronto" a Panamá a cumplir condenas que tiene pendientes una vez que sea extraditado por las autoridades francesas.

" Creo que Noriega viene bien pronto (...) no sé en qué vuelo viene ni nada de eso, pero tengo entendido que viene pronto y va a cumplir su sentencia aquí en Panamá", dijo a los periodistas el mandatario panameño durante un acto público.

Preguntado cómo sabe que el exdictador será extraditado tan pronto, Martinelli respondió con contundenciae: " Porque yo sé que sí", y agregó que para " un señor de 75 años (como Noriega) todas las cárceles son seguras en Panamá".

La ley penal panameña establece que cuando el condenado " sea una persona que tenga 70 años o más", el juez, siempre que sea posible, podrá ordenar que la pena de prisión se cumpla en el domicilio, excepto " cuando se trate de delitos contra la humanidad o del delito de desaparición forzada".

Noriega, acusado en Panamá de corrupción y que ya fue condenado en ausencia a 15 y 20 años de cárcel por su responsabilidad en los asesinatos del exviceministro de Salud y guerrillero Hugo Spadafora y del militar Moisés Giroldi, respectivamente, ha pedido ser enviado a Panamá para afrontar los procesos abiertos en su contra.

Además, Noriega puede ser llamado a juicio próximamente por la desaparición forzada y muerte, en 1970, del opositor y sindicalista Heliodoro Portugal durante el régimen militar (1968-1989).

La fiscalía francesa aseguró hoy en París que espera que EE.UU. apruebe la entrega de Noriega a Panamá, de ocurrir lo cual, existe el compromiso para que el primer ministro francés respalde esa decisión, pero sólo una vez que se hayan cerrado todos los procedimientos abiertos en Francia sobre las tres solicitudes de extradición presentadas por la Cancillería panameña.

Noriega fue condenado en Francia en 2010 a siete años de prisión por un delito de blanqueo de dinero procedente del narcotráfico cometido a finales de la década de los 80.

El exgeneral panameño se entregó el 3 de enero de 1990 a las tropas estadounidenses que invadieron Panamá en diciembre de 1989, intervención armada que puso fin a la dictadura militar iniciada en 1968 por el general Omar Torrijos Herrera (1929-1981), régimen del que fue su último "hombre fuerte".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Reportero Ciudadano: Envía las fotos y videos AQUÍ

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes