Martinelli dice tener buenas relaciones con Chávez

Panamá ( EFE). El presidente panameño, Ricardo Martinelli, aseguró este jueves que mantiene buenas relaciones personales y políticas con el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, en una entrevista en la que volvió a insistir en que el ex general Manuel Antonio Noriega debe ser enviado de vuelta a Panamá.

" Yo me llevo bien con Chávez, aunque podamos tener algunas diferencias políticas, pero a título personal e inclusive a nivel político, tenemos buenas relaciones", dijo Martinelli en una entrevista con el Canal 13.

Martinelli señaló que Panamá hace muchos negocios con Venezuela, a través de la Zona Libre de Colón, al norte de la capital panameña, por lo que lógicamente existen muy buenas relaciones entre ambos países.

El Gobierno anunció la semana pasada que el mandatario venezolano visitará Panamá en los próximos meses, para firmar varios acuerdos y analizar la posibilidad de que el país centroamericano sea incorporado a la iniciativa Petrocaribe, que impulsa Venezuela para comercializar petróleo a precios preferenciales en la región.

Por otro lado, Martinelli insistió en que el ex dictador Noriega debe volver a Panamá una vez termine su condena de siete años de prisión en Francia por blanqueo de capitales proveniente del narcotráfico.

" Estoy de acuerdo con que venga a Panamá (...) es panameño", precisó Martinelli, al insistir en la posición que ha mantenido el Gobierno panameño desde la extradición a Francia a finales de abril del ex hombre fuerte del país tras cumplir una condena de 20 años en Estados Unidos.

En mayo pasado, el mandatario panameño dijo que Noriega, de 76 años, ya había pagado su pena y que en la vida " uno tiene que saber perdonar, pasar la página".

En esa oportunidad precisó que de llegar Noriega a Panamá, donde tiene pendientes condenas por más de 60 años, tendría prisión domiciliaria debido a su edad, como la establecen las leyes panameñas.

Martinelli también se refirió a la reciente explosión de una mina antipersonal supuestamente colocada por narcotraficantes en la provincia de Darién, fronteriza con Colombia, y que dejó a dos agentes gravemente heridos.

"Lo que creo que vamos a hacer es segregar un área cercana a la frontera y no permitir que nadie se acerque, porque el que veamos allí asumiremos que es narcotraficante", dijo.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Reportero Ciudadano: Envía las fotos y videos AQUÍ

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes