Médicos no detienen huelga, ya van 15 días de paralización

Panamá (EFE). El Gobierno de Panamá aprobó una modificación al presupuesto general del Estado de 2014, para incluir 30 millones de dólares para aumentos y becas para médicos que trabajen en el interior del país, mientras sigue una huelga médica indefinida contra la contratación de especialistas extranjeros.

De los 30 millones de dólares, 10 millones son para aumentar el salario de médicos panameños que actualmente trabajan en provincias del interior del país y otros 20 para becas de especialidades médicas, indicó un comunicado de la Presidencia panameña.

El ministro panameño de la Presidencia, Roberto Henríquez, dijo que con la iniciativa se cumple la promesa que realizó el presidente Ricardo Martinelli de incrementar el salario a los especialistas nacionales que trabajen en áreas de difícil acceso y otorgarles becas para que se especialicen en diversas ramas de la medicina.

El pasado 2 de octubre, Martinelli anunció los aumentos y becas para los médicos nacionales al sancionar la Ley 69 que autoriza la contratación de técnicos y especialistas extranjeros, cuando la huelga médica contra esta norma llevaba seis días.

La modificación fue aprobada por el Consejo de Gabinete mediante una resolución que recibió el aval de la Comisión legislativa de Presupuesto, que este jueves iniciará los debates del calculo de gastos del Estado para 2014.

"Lo que se quiere es capacitar a los médicos panameños en diversas ramas de la medicina para que vuelvan a Panamá a llenar las vacantes que hay en las diversas provincias del país para que no tengamos que necesitar médicos extranjeros", precisó Henríquez.

El ministro de la Presidencia señaló que la Ley 69 no se elaboró para afectar a los médicos, ni para entrar en conflicto con ellos, sino porque en el país no hay suficientes médicos especialistas para trabajar en el interior del país.

La Comisión Médica Negociadora Nacional (Comenenal), que lidera la huelga que cumple 15 días, exigen a Martinelli que derogue la Ley 69 por considerar que atenta contra su estabilidad laboral y abre la vía para privatizar los servicios públicos de salud.

Henríquez aseguró que el Gobierno nunca ha pensado en derogar esta norma, y recordó que el ministro de Salud, Javier Díaz, invitó a los gremios médicos para que trabajen en la reglamentación de la Ley y presenten sus inquietudes al respecto.

La Comenenal, así como los técnicos de salud y enfermeras, han rechazado la invitación para iniciar el proceso de reglamentación de la Ley y reiterado que su posición es dialogar con Martinelli para solucionar el problema de manera definitiva.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes


Tu emisora... Parte de tu vida