Modernizar sistema financiero y penar fraude fiscal aún por aprobar en Panamá

Modernizar el Sistema Financiero Internacional de Panamá, penalizar el fraude fiscal y modificar la Ley de Responsabilidad Social Fiscal son las asignaciones que quedan pendiente en la agenda económica, advirtió el ministro de Economía y Finanzas, Dulcidio De La Guardia.

El titular de Economía que se retira de la entidad este sábado, indicó a través de un informe de gestión de 2014 al 2017 que es necesario debatir estos proyectos de Ley en la Asamblea Nacional (AN, Parlamento), para evitar consecuencias que afecten al rendimiento y competencia económica de la nación.

"Nos queda pendiente el debate y la aprobación de la Ley 591 de Fraude Fiscal, este es el principal riesgo que en estos momentos enfrenta la economía panameña. No estamos cumpliendo con estándares internacionales de que el fraude fiscal sea delito", dijo De La Guardia.

Este proyecto permitirá que el centro financiero, así como las actividades logísticas y de servicios legales, se blinden contra el posible uso de la evasión fiscal y el lavado de dinero.

Además, exhortó a debatir lo más pronto posible la Ley para la Modernización del sistema Financiero Internacional, que dotará de competitividad al país como plataforma de servicios financiero, y la Ley de Responsabilidad Social Fiscal y Ley de Ahorro de Panamá, para reducir el déficit fiscal equivalente al 1,5 por ciento del producto interno bruto (PIB).

De acuerdo con el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), en la Administración del presidente Juan Carlos Varela se han aprobado 24 legislaciones, 27 decretos y 11 acuerdos intergubernamentales.

Entre las iniciativas se logró eliminar a Panamá de la lista gris del Grupo de Acción Financiera (GAFI) y de la Lista Gris del Foro Global sobre la Transparencia Fiscal, de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Durante la exposición, De La Guardia también hizo énfasis en que entre los principales logros del MEF de los últimos cuatro años estuvo que Panamá se destacó como la nación con mayor desarrollo económico de América Latina, con un incremento en promedio de un 5,2 por ciento en ese período.

Destacó que el ministerio prevé que para 2018 el crecimiento económico sea de un 4,5 por ciento, cifra menor al 5,5 por ciento proyectado inicialmente, esto debido principalmente a los efectos de una huelga en el sector construcción a mediados de abril.

Dulcidio De La Guardia reveló que se dio una reducción en los niveles de pobreza de la población, comprendido entre el periodo 2014-2017, en un 25,6 por ciento a un 20 por ciento, es decir, 150.818 panameños salieron de la pobreza.

"Esta reducción de la pobreza se debió al crecimiento económico, niveles controlados de la inflación, y transferencias controladas del Gobierno", enfatizó el saliente ministro.

Además, mencionó que se logró un crecimiento sin inflación, dado que en 2013 ascendió al 4 por ciento, en 2014 al 2,6 por ciento, y el año pasado se redujo hasta un 0,9 por ciento.

"La inflación es un impuesto que pagan principalmente los más vulnerables y la capacidad para hacerle frente a sus necesidades disminuye, por eso es importante ponerle un alto a los niveles inflacionarios de Panamá", explicó el alto funcionario.

Afirmó que se obtuvieron récords de la Inversión Extranjera Directa (IED), alcanzando 5.300 millones de dólares en 2017, es decir, el 8,6 por ciento del PIB.

Puntualizó que los principales proyectos de inversión públicos y privados que están en ejecución son la Línea 2 del Metro, la Renovación Urbana de Colón y la ampliación de la nueva terminal del Aeropuerto Internacional de Tocumen, el principal del país.

De La Guardia deja el Ministerio de Economía y Finanzas para retomar sus actividades en el sector privado, no obstante, continuará apoyando la gestión de Varela desde otras esferas.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes


Tu emisora... Parte de tu vida