Noriega bajo pronóstico reservado un día después de la cirugía de tumor cerebral

La condición de salud de Manuel Antonio Noriega es de pronóstico reservado, un día después de la cirugía a la que fue sometido para extirparle un tumor cerebral.

Su abogado, Ezra Ángel reiteró al mediodía de este miércoles que sigue en "estado crítico", en un coma inducido después de la hemorragia cerebral que presentó la tarde ayer luego de la operación. Ángel explicó que no muestra mayor sangrado, y que la información que obtuvieron hoy es que no ha mejorado, aunque tampoco empeorado.

El exdictador está bajo observación y monitoreo de los especialistas de la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Santo Tomás. Por el momento, el abogado tiene conocimiento que los médicos realizarán procedimientos CAT a diario, mientras el paciente se mantiene en reposo.

Sobre la condición de Noriega, el ministro de Salud, Miguel Mayo explicó que el coma inducido es un procedimiento que se aplica a pacientes de cuidados intensivos, donde la revisión y evaluación debe darse constantemente.

El pasado 28 de enero, Noriega salió del Centro Penitenciario El Renacer después que se le concedió un periodo provisional de tres meses para ser sometido a la cirugía de tumor benigno que le provocaba convulsiones, entre otras complicaciones de salud. Desde que llegó extraditado desde Francia en 2011, Noriega cumple condenas en El Renacer por el homicidio de Hugo Spadafora; por la muerte de Moisés Giroldi y por los hechos de la Masacre de Albrook.


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes


Tu emisora... Parte de tu vida