Oposición condena "brutal represión" en protestas indígenas

PANAMÁ (AFP) - El Partido Revolucionario Democrático (PRD, socialdemócrata) condenó el domingo la "brutal represión" policial de las protestas indígenas de la víspera contra la minería y pidió al gobierno del derechista Ricardo Martinelli un "diálogo" nacional mediado por la Iglesia.

El PRD "condena enérgicamente la brutal represión a que han sido sometidos los hermanos de la Comarca (indígena) Ngöbe Bugle", dice el mayor partido de oposición en el país, quien pidió la "libertad inmediata de todos los detenidos"A su vez "repudia de la manera más enérgica los antidemocráticos y brutales excesos represivos con los que el gobierno de Ricardo Martinelli acostumbra a imponer sus propuestas anti-populares", dice el PRD en un comunicado.

Indígenas y policías se enfrentaron el sábado en Panamá, en el tercer día consecutivo de protestas y cortes de vías que exigen al gobierno derogar una reciente reforma al código minero que pretende fomentar la inversión extranjera en la explotación de minerales.

Oficialmente cuatro uniformados resultaron heridos y cinco personas fueron detenidas por los disturbios, pero medios locales y fuentes indígenas hablan de decenas de heridos y detenidos por los fuertes enfrentamientos en varios puntos de las provincias de Veraguas y Chiriquí (oeste).

Entre los capturados está el periodista español Paco Gómez, coordinador en Panamá de la organización Human Rights Everywhere, acusado por el gobierno de azuzar las protestas, por lo que podría ser expulsado del país.

Para evitar más enfrentamientos el PRD prupuso la creación de "un diálogo amplio, abierto y sin condiciones" sobre las reformas mineras donde la Iglesia Católica haga de mediador, una propuesta que las autoridades eclesiásticas anunciaron en la víspera que aceptarían.

Los manifestantes exigen la derogación de una ley sancionada por Martinelli, que aunque hace pagar más regalías a las empresas concesionarias para inversiones sociales, es rechazada por amplios sectores al considerar que atenta contra el medio ambiente y entrega a compañías extranjeras la riqueza del país.

Martinelli advirtió el sábado que la protesta pareciera de corte político "porque hay personas con otros intereses".

Asimismo, indicó que en las protestas podrían estar vinculados "extranjeros que no quieren que aquí en Panamá echemos hacia adelante y que por política están haciendo lo imposible para crear el caos y el desasosiego".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Reportero Ciudadano: Envía las fotos y videos AQUÍ

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes