Oposición quiere que se pida perdón a víctimas de invasión

PANAMÁ ( AFP). El gobierno panameño pidió perdón esta semana a las familias de las víctimas de la dictadura militar (1968-1989), pero políticos que apoyaron al régimen castrense criticaron que no incluyera a los caídos en la invasión estadounidense de 1989.

El vicepresidente y canciller, Juan Carlos Varela, pidió perdón a nombre del Estado por los muertos y desaparecidos bajo el régimen de los generales Omar Torrijos (1968-1981) y Manuel Antonio Noriega (1981-1989) " para que nunca más se repitan".

Una Comisión de la Verdad, que entregó su informe en 2002, documentó 110 casos de asesinados y desaparecidos en la dictadura, tras investigar por encargo de la ex presidenta derechista Mireya Moscoso (1999-2004).

El pedido de perdón fue recibido con satisfacción por las familias de las víctimas, pero políticos que apoyaron a los generales dijeron que el gobierno derechista de Ricardo Martinelli debió haber incluido también a los caídos en la invasión estadounidense, que acabó con el régimen de Noriega en 1989.

" Aquí el 20 de diciembre de 1989 hubo una invasión que costó miles de muertos, pero parece que (...) esos muertos no merecen ningún reconocimiento", dijo a la AFP Mitchel Doens, secretario general del Partido Revolucionario Democrático (PRD, socialdemócrata).

No hay cifras oficiales de víctimas de la invasión, aunque se habla de unos 500, pero organizaciones sociales afirman que fueron miles.

" Hay que pedir perdón pero con justicia y eso significa saber lo que ocurrió antes y durante el proceso (militar) y la invasión" estadounidense, dijo a la AFP Balbina Herrera, ex candidata presidencial por el PRD en 2009, quien fue alcaldesa durante el régimen de Noriega.

El PRD fue fundado por el general Torrijos y tras su muerte en un accidente aéreo en 1981, apoyó a Noriega. Después de la invasión norteamericana, ha ocupado dos veces el gobierno, con los presidentes Ernesto Pérez Balladares (1994-1999) y Martín Torrijos (2004-2009), hijo del caudillo militar.

Doens dijo que el gobierno de Martinelli olvidó también pedir perdón a las víctimas de los gobiernos democráticos " oligárquicos" previos al golpe de 1968 que comandó el general Torrijos.

"Rodolfo Aguilar en las bananeras y Juan Navas en el movimiento estudiantil, entre otros muchos, también fueron dirigentes populares de izquierdas que fueron asesinados por los regímenes oligárquicos que odiaban a cualquier movimiento popular y a ellos no le han hecho ningún mérito", dijo Doens.

Balbina Herrera dijo que una reconciliación es " necesaria", pero " tiene que abarcar a todos", aunque admitió que hay que " reconocer también los errores" del régimen militar.

Martín Torrijos reconoció en su gobierno los crímenes de la dictadura, pero no pidió perdón, lo que molestó a los familiares de las víctimas.

El régimen instaurado por Torrijos tuvo una política populista y nacionalista distinta a las dictaduras de extrema derecha de Sudamérica en los años 70, aunque fue igualmente intolerante con la oposición.

" Hay un complejo de culpa de parte de algunos por haberse convocado y provocado la invasión y lo tratan de limpiar echando más leña al fuego", dijo a la AFP el analista Mario Rognoni, ex ministro de Noriega, quien sugirió dictar una ley de punto final "para no mirar más hacia detrás, sino hacia adelante".

Los líderes del PRD diferencian a Torrijos, de quien destacan que recuperó el Canal y buscó la independencia y modernización del país, de Noriega.

" El legado del general Torrijos es demasiado grande para poderse empañarse por una serie de acusaciones. Él nos dejó mucho más de los desaparecidos y la falta de libertades que pudo haber habido en esa época", dijo Rognoni.

Noriega, de 76 años, está preso en Francia y será juzgado por lavado de dinero en junio.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Reportero Ciudadano: Envía las fotos y videos AQUÍ

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes