Organizaciones advierten del riesgo de contaminación de agua

ETIQUETAS

Panamá (EFE).- Dos de las principales organizaciones ambientalistas panameñas advirtieron hoy del peligro de contaminación que puede provocar a importantes fuentes de agua dulce la mina de oro de Petaquilla, en una cuenca hidrográfica cercana al Canal de Panamá y reclamaron al Gobierno asumir su responsabilidad.

La Asociación Nacional para la Conservación de la Naturaleza (ANCON) y el Centro de Incidencia Ambiental (CIAM) expresan en una declaración conjunta que asumieron la responsabilidad de verificar la calidad del agua entorno al polémico proyecto, cuyo resultado resulta preocupante.

"Tanto ANCON como CIAM deploran el hecho que la sociedad civil haya tenido que asumir el monitoreo de la calidad del agua en el área de la mina", apuntan.

"Los resultados de los análisis de agua y organismos acuáticos que hemos venido realizando en el transcurso del año han mostrado una variación de los parámetros muestreados, sugieren la presencia de contaminantes en agua y sedimentos, los cuales podrían afectar al ambiente y a la salud humana", advierte.

La directora ejecutiva de ANCON, Alida Spadafora, añadió que "la actividad minera podría estar aumentando el contenido de algunas sustancias potencialmente peligrosas en los sedimentos, lo cual no es categórico pero sí preocupante. De ser así, esta situación no debería continuar".

El análisis de agua y sedimentos llevado a cabo el pasado 21 de agosto estuvo a cargo del laboratorio Aquatec, S.A. en los ríos Turbe, Molejón y San Juan, cercanos a la mina de oro de la empresa Petaquilla Gold, S.A., ubicada en la selva del distrito de Donoso a uno 100 kilómetros al noroeste de la capital del país.

Detallan que "las muestras reflejaron altos niveles de sólidos suspendidos y una elevada turbiedad en el agua, que poco a poco van alterando el ambiente de manera severa".

Se evidencia un notable incremento de la erosión y la consecuente sedimentación de los ríos, además del riesgo de los posibles contaminantes contenidos en las pilas de desechos y la tina de relaves producto de la escorrentía de los mismos, los cuales no parecen estar siendo manejados con transparencia, denuncian.

"La sociedad civil demanda que tanto la empresa como el Estado manejen toda información, reportes y evaluaciones ambientales con la debida transparencia", indicó el director ejecutivo del CIAM, Félix Wing Solís.

Agregó que se requiere que la ANAM (Autoridad Nacional del Ambiente) y el MICI (Ministerio de Comercio e Industrias) informen a la ciudadanía "sobre los resultados de los análisis que supuestamente han realizado".

Reiteran que es "real" el riesgo de derrame de contaminantes de las tinas de relave, por las lluvias constantes en Donoso, con un entorno natural de bosque primario.

A ello se sumaría las supuestas deficiencias del Estudio de Impacto Ambiental (EsIA) de la obra, que fue recientemente demandado ante la Sala Tercera de la Corte Suprema de Justicia por los vecinos del lugar, representados por el CIAM.

ANCON y CIAM reiteran que el Gobierno Nacional tiene la obligación primaria de "garantizar que la población viva en un ambiente sano y libre de contaminación, en donde el aire, el agua y los alimentos satisfagan los requerimientos del desarrollo adecuado de la vida humana".

La empresa cuestionada ha pagado anuncios en los medios locales en los que expone que sus instalaciones de extracción de oro no corren peligro de causar contaminación.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Reportero Ciudadano: Envía las fotos y videos AQUÍ

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes