Panamá exige a Ecuador que devuelva un barco detenido por drogas

Ciudad de Panamá. Panamá exigió a Ecuador que le devuelva una pequeña embarcación con bandera panameña y a su tripulación, detenidos por presunto tráfico de drogas, en momentos en que la cancillería de Panamá analiza si otorga asilo a un opositor ecuatoriano condenado por complicidad en un múltiple asesinato.

"La captura fue hecha en aguas internacionales y, por lo tanto, bajo el derecho marítimo internacional tienen que regresar el barco, los tripulantes y la droga a nuestra jurisdicción", afirmó el canciller panameño, Fernando Núñez, en declaraciones a la AFP.

"Han capturado un barco con bandera panameña en aguas internacionales y eso es una clara violación del derecho internacional", añadió Núñez.

El Ministerio del Interior de Ecuador anunció el domingo el decomiso de 700 kg de cocaína en una embarcación panameña que navegaba a unos 500 km de la costa ecuatoriana, frente a las costas de la provincia de Manabí (norte), así como la detención de cinco extranjeros.

Núñez informó que la cancillería envió una nota a su similar de Ecuador, pero que aún no ha recibido respuesta.

Según las autoridades ecuatorianas, el barco es un velero tipo catamarán que transportaba 700 paquetes de estupefacientes, cuyo destino final era Estados Unidos, y los detenidos son un estadounidense, dos colombianos, un nicaragüense y un panameño.

El jefe de la diplomacia panameña dijo que "no importa la ciudadanía que tengan los tripulantes, están protegidos por la bandera panameña".

"Los va a estar esperando (el fiscal de drogas Javier) Caraballo cuando lleguen", aseguró Núñez.

El incidente se da mientras Panamá analiza una petición de asilo del exdiputado ecuatoriano Tito Galo Lara, condenado a prisión en septiembre por complicidad en un múltiple asesinato, tras lo cual huyó a Panamá.

Núñez descartó cualquier relación entre ambos casos o que se trate de algún pase de factura del gobierno de Rafael Correa ante una eventual concesión de asilo a Lara, quien dice ser un "perseguido político" del gobierno.

"Creo que son cosas sin ninguna coordinación", dijo Núñez, quien aseguró que el gobierno panameño aún está analizando la solicitud de asilo, aunque adelantó que "consideramos que hay mérito de algún tipo".

Según Núñez la mayor parte de las personas que se sienten "agredidas o perseguidas" en sus países vienen a Panamá por su "tradición" en otorgar asilo.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes


Tu emisora... Parte de tu vida